Un Dios Omni Potente (SALMO 91:1)

Escrito por: Miguel A. García

(SALMO 91:1)

 

            Si cada uno de nosotros venimos a servir y adorar a nuestro Dios, sin duda alguna es porque todos nosotros, al conocer la Verdadera Omnipotencia de nuestro Dios mediante las Escrituras, hemos aprendido también a confiar plenamente en la perfecta protección que nos brinda mediante su Divina Omnipotencia. Sin embargo, para que todos nosotros como cristianos y servidores de nuestro Dios podamos mantenernos en esa perfecta y entera confianza, nos es también necesario, conocer todo lo referente a la Omnipotencia de nuestro Dios. Para que de esta manera podamos también hablarle a la demás gente respecto a la Maravillosa Omnipotencia de nuestro Dios. Tal y como dice el apóstol Pedro en su primera carta (1ºPd.3:15 Sino santificad a Dios en vuestros corazones, y estad siempre preparados para presentar defensa con mansedumbre y reverencia ante todo el que os demande razón de la esperanza que hay en vosotros) Si nosotros como cristianos nos identificamos plenamente con la Omnipotencia de nuestro Dios, no solamente nosotros vamos a encontrar un verdadero refugio para nuestras almas atribuladas, también vamos a poder encaminar a otros hacia el verdadero refugio que nuestro Dios provee a todos los que llegan a confiar en su Divina Omnipotencia.

 

            ¿Qué tanto sabemos nosotros respecto a la Omnipotencia de nuestro Dios? ¿Qué significa la palabra “Omnipotencia”? La palabra “Omnipotencia” que en el idioma hebreo es: “Shaddai” significa: “El Todopoderoso” De hecho, esta palabra proviene de la raíz hebrea que es: “Shadad” y que describe a una persona “Fornida o sumamente fuerte” Esta palabra no solo ha tenido la idea de describir a nuestro Dios, si no mas aun, de proclamar, el Inmenso Poder que tiene nuestro Dios, ya sea como cualidad o como virtud Divina. Esta palabra también la encontramos dentro del contexto griego que es: “Pantokrator” y significa: “Todopoderoso” Esta palabra la encontramos en (2ºCo.6:18  Y seréis para vosotros por Padre, y vosotros me seréis hijos e hijas, dice el Todopoderoso) pero también tiene la intención de anunciar “A Dios como el Único Omnipotente, Soberano y Universal” Así como nuestro Dios lo testifica y lo confirma por si Mismo en (Isa.44: 8No temáis, ni os amedrentéis; ¿no te lo hice oír desde la antigüedad, y te lo dije? Luego vosotros sois mis testigos. No hay Dios sino yo. No hay Fuerte; no conozco ninguno) Y si nuestro Dios nos dice mediante su Palabra que NO hay otro fuera de Él, es porque así es.

 

            ¿En que se puede reflejar la Omnipotencia de nuestro Dios para que el hombre pueda apreciarla y admirarla? La Omnipotencia de nuestro Dios se puede reflejar mediante tres cosas que son totalmente evidénciales, de modo que no dejan ninguna duda respecto a la misma Omnipotencia de nuestro Dios. Y la primera evidencia es: “La creación misma de todo el Universo” Tal y como lo expresa el apóstol Pablo en dos ocasiones (Hch.17:24 El Dios que hizo el mundo y todas las cosas que en el hay, siendo Señor del Cielo y de la tierra, no habita en templos hechos por manos humanas,) Y démonos cuenta de una cosa muy importante, que el apóstol Pablo no solamente esta presentando a nuestro Dios, delante de los ateniencies como “El Único Creador del mundo y de los cielos” también lo presenta como el Único Gobernante de su misma Creación. Prácticamente nuestro Dios tiene el Poder suficiente y perfecto para controlar todo lo que Él mismo produce. El hombre puede tener un poder creativo, pero ni es suficiente y mucho menos perfecto. Dado a que las cosas siempre se le salen de control, y no perduran. Es por eso que el hombre mismo no tiene excusa delante de nuestro Dios, de dudar de la Omnipotencia de nuestro Dios. Tal y como dice también Pablo en (Ro.1:20 Porque las cosas

invisibles de Él, su Eterno Poder y Deidad, se hacen claramente visibles desde la creación mismo del mundo, siendo entendidas por medio de las cosas hechas, de modo que no tienen excusa) Lamentablemente, así como en el tiempo del apóstol Pablo existían deferentes teorías en relación al origen de la creación, así también hoy en día, siguen existiendo hombres que por su incredulidad hacia la Palabra de Dios, prefieren crear sus propias teorías en relación a la creación misma. Y lo mas ridículo de su incredulidad es su propia conclusión: “Que toda la Creación del Universo surgió de la nada” No cabe duda que Dios ha enloquecido la sabiduría de los hombres por su necedad y dureza de corazón (1ºCor.1:20 ¿Dónde esta el sabio? ¿Dónde esta el escriba? ¿Dónde esta el disputador de este siglo? ¿No ha enloquecido Dios la sabiduría del mundo? La Segunda evidencia que refleja y manifiesta la Omnipotencia de nuestro Dios, es: “La Creación de la humanidad” Tal y como el mismo Pablo la presenta también a los atenienses en (Hch.17:25 Ni es honrado por manos de hombres como si necesitase de algo; pues Él es quien da a todos vida, y aliento y todas las cosas. Y de una sangre, ha hecho todo el linaje de los hombres, para que habiten sobre toda la faz de la tierra; y les ha prefijado el orden de los tiempos y los limites de su habitación;) Nuestro Dios no solo es nuestro Creador, también Él es fue quien prefijo los limites  y las fronteras de las naciones. Pero lo más importante de esto es el propósito que nuestro Dios tuvo al hacer todo esto. Simple y sencillamente para que nos demos a la tarea de buscarle (Vrs.27) Lamentablemente gran parte de la humanidad, en vez de creer en la Palabra de nuestro Dios y buscarle, se ha dado a la tarea de cuestionar su Palabra y de buscar otra fuente creativa, en la cual poder basar toda su ridícula teoría, como la “Evolución”. Afortunadamente gran parte de la humanidad, ha sabido reconocer la Omnipotencia Creadora de nuestro Dios, para después darle la honra y la Gloria que solo nuestro Dios merece. La tercera evidencia de la Omnipotencia de nuestro Dios es: Su Poderosa Obra de Redención (Ro.1:16,17) El simple hecho de que muchísimas personas están cambiando su vida a favor de nuestro Dios, gracias a la predicación del evangelio de nuestro Señor Jesucristo y a su obediencia al mismo, resulta en una tremenda evidencia de la Omnipotencia de nuestro Dios. Podemos decir también muy convencidamente que cada cristiano fiel es una clara evidencia de la Omnipotencia de nuestro Dios. Pues gracias al Gran Poder del evangelio de nuestro Señor Jesucristo, hemos resucitado de entre los muertos para una vida nueva (Rom.6:1-6; Efe.2:1) El mismo Poder que actuó en nosotros mismos, fue el mismo Poder que actuó en la Persona de nuestro Señor Jesucristo. Tal y como lo indica El Espíritu Santo en (Efe.1:16-20) Sin embargo, antes de que esta Poderosa obra de Redención fuera una realidad, tuvo que ser planeada en la mente de nuestro Dios y antes de que todo existiese. Tal y como lo anuncia el apóstol Pedro en (1ºPd.1:18-21) Gracias a esa Maravillosa Omnipotencia que opera ahora en nosotros, podemos vivir confiadamente en Dios, sabiendo que es Sumamente Poderoso para cuidar y proteger lo que tanto anhelo y deseo que mi salvación eterna hasta la venida de nuestro Señor Jesucristo (1ºTim.1:12) Así como nuestro Dios mantuvo a salvo en un lugar seguro a Noe y a su familia (Gn.8), así también lo hace con nosotros en la Persona de nuestro Señor Jesucristo (Efe.1:3-10) Y mientras tanto que nuestro Dios cuida celosamente nuestra salvación, nosotros seguiremos confiando en su Omnipotencia, sabiendo también que es Poderoso para socorrernos en los momentos mas difíciles de nuestra vida (Heb.2:18) Pues así como nuestro Dios mediante su Poder socorrió a Daniel, cerrando las bocas de los leones (Dn.6:22) Así también nuestro Dios, con su Divina Omnipotencia, nos puede socorrer a nosotros si confiamos plenamente en su Poder. Y más aun, la Omnipotencia de nuestro Dios es tan eficaz, que nos puede en pie, y sin pecado para el mismo día en que se presente nuestro Señor Jesucristo. Y  de esta manera podamos darle toda la honra y toda la Gloria a nuestro Dios (Jds.24) Por todo esto hermanos, les animo en el Señor que dejemos que la Omnipotencia de nuestro Dios se manifieste en nuestras vidas, para que de esta manera, las maravillas de nuestro Dios, se sigan manifestando a todo el mundo. Y todo sea para su Honra y Gloria.                   

Escrito por: Miguel A. García

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s