EL OLVIDARSE DE…

EL OLVIDARSE DE DIOS

DTR.4:9-14

Propósito: Quiero mostrarles por medio de las Escrituras, lo fácil que le puede resultar al ser humano el olvidarse de su Dios y Salvador.

 

Objetivo: Si nosotros vamos a querer que nuestro Dios se acuerde de nosotros para bien cuando venga por su reino, tenemos también que mantenerlo siempre en nuestras memorias y en nuestras vidas.

 

Introducción: ¿Qué podría representar para la gente, el hecho de olvidarse de Dios?

 

A) Representa una acción muy lógica, debido a las innumerables cosas que el hombre hace en todo el día: Dormir, comer, trabajar, hacer ejercicio, entretenimiento, y ¿El tiempo para Dios? Casi no hay   

 

B) También representa una acción muy lógica, y aun más cuando la persona se encuentra en plena prosperidad. Pues es cuando la persona cree y siente que no hay necesidad para acordarse y menos para adorar a Dios.

 

C) Pero lo peor del caso, es cuando la persona piensa que el olvidarse de Dios, no traerá ninguna mala consecuencia en su vida. Cuando nuestro Dios Mismo advierte seriamente que no nos olvidemos de Él (Dtr.4:9)

 

I. ¿QUE SIGNIFICA EL HECHO DE OLVIDARSE DE DIOS?

 

A) Este hecho NO solamente representa la acción de no tener en nuestra  mente la Presencia de nuestro Dios

 

B) También representa la acción de “extraviarse, de perderse, ya sea de alguien en particular o de uno mismo”

 

C) Como cuando la persona recibe un fuerte golpe  en la cabeza, y como resultado de ello, empieza a sufrir de “Amnesia”= perdida o debilidad notable de la memoria. (2º Cor.11:3)

 

II. ¿QUE NOS PUEDE GOLPEAR TAN FUERTE Y HACERNOS  OLVIDAR DE DIOS TAN FACILEMNTE?

 

          A) La confianza en su propio corazón (Jer.17:9)

 

                                  1. Démonos cuenta de que cuando el ser humano se deja llevar por lo que              siente su corazón y por lo que los demás dicen, será victima de su propio                   mal.  Tal y como lo señala el libro de Job en (Job.8:11-14)     

 

          B) La Prosperidad de la vida  material (Dtr,4:9)

 

  1. 1.      Démonos cuenta de que los placeres de la vida son imanes muy poderosos que si no nos cuidamos de ellos, fácilmente nos hacen olvidarnos de Dios, para luego vivir una vida estéril y sin ningún provecho    delante de Dios (Lc.8:14)

 

C) La  enfermedad de la incredulidad (Heb.3:12,13)  

 

 

      III ¿QUE NOS PODRÍA AYUDAR PARA NO OLVIDARNOS DE DIOS TAN FACILMENTE? (GN.39:7-9)

 

            A) Nuestro Temor a Dios (9)

 

            B) Nuestra fidelidad a Dios (10)

 

            C) Nuestra salvación (11,12)

 

CONCLUSIÓN: ¿QUE TANTO NOS ESTAMOS OLVIDANDO DE NUESTRO DIOS?  Solamente nuestros hechos son los nos van a dar nuestra propia respuesta.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s