“Combatiendo a las Aflicciones de la Vida”

“COMBATIENDO A LAS AFLICCIONES DE LA VIDA”

(STG.1:2)  

 

Prop: Es mi intención mostrarles a través de este tema, la manera de cómo nuestro Dios desea que luchemos contra todas las aflicciones de la vida

 

Obj: Si nosotros aprendemos mediante la Sabiduría de nuestro Dios como combatir a las aflicciones de la vida, vamos a ser más que vencedores sobre cualquier tipo de aflicción.   

 

Asuntos a tratar:

 

A) ¿Qué significa la palabra; “Aflicción”?  

 

B) Porque es importante que el hombre aprenda a través de la Sabiduría de nuestro Dios, como confrontar a las tribulaciones de la vida

 

C) Porque constantemente el hombre se encuentra con serias tribulaciones que afectan seriamente su vida  

 

D) Las Consecuencias fatales que originan las tribulaciones cuando no estamos preparados para confrontarlas

 

E) Conozcamos las armas que nuestro Dios nos da para poder combatir contra las tribulaciones de la vida.

 

Intr: ¿Nos hemos puesto a pensar alguna vez; porque en esta vida constantemente sufrimos aflicciones?

 

A) Muchas personas piensan que las aflicciones y las tribulaciones, son parte de la vida del hombre y de la vida misma.

 

B) Sin embargo, cuando nuestro Dios hizo el mundo y su orden, dijo que todo era bueno (Gn.1:10 10Y llamó Dios a lo seco Tierra, y a la reunión de las aguas llamó Mares. Y vio Dios que era bueno.

Gn.1:12 12Produjo, pues, la tierra hierba verde, hierba que da semilla según su naturaleza, y árbol que da fruto, cuya semilla está en él, según su género. Y vio Dios que era bueno.

Gn.1:1818y para señorear en el día y en la noche, y para separar la luz de las tinieblas. Y vio Dios que era bueno.

Gn.1:2121Y creó Dios los grandes monstruos marinos, y todo ser viviente que se mueve, que las aguas produjeron según su género, y toda ave alada según su especie. Y vio Dios que era bueno.

Gn.1:2525E hizo Dios animales de la tierra según su género, y ganado según su género, y todo animal que se arrastra sobre la tierra según su especie. Y vio Dios que era bueno.

Gn.1:31 31Y vio Dios todo lo que había hecho, y he aquí que era bueno en gran manera. Y fue la tarde y la mañana el día sexto.

 

C) Si nuestro Dios hizo del mundo un lugar excelentemente bueno para el hombre, ¿Por qué entonces el mundo se ha convertido en un lugar lleno de aflicción?  

 

 

 

 

D) El hecho de que en este mundo existan tantas aflicciones y tantas penalidades, es algo que no podemos negar. Pues ninguna persona esta exenta o excluida de cualquier tipo de sufrimiento, ni aun los cristianos que sirven al Señor Jesús fielmente estamos exentos de los sufrimientos del mundo (2ºTim.3:12 Y también todos los que quieran vivir piadosamente en Cristo Jesús, padecerán persecución)   

 

I. ¿Qué es la Aflicción?

 

A) Existen varios términos para esta palabra “Aflicción” pero básicamente esta palabra significa: “El sentimiento de una profunda tristeza, o de un profundo dolor en el alma.

 

B) Y Prácticamente este sentir suele originarse por una serie de dificultades o de problemas ya sea por la enfermedad, o por la inmoralidad, o por las adicciones físicas, o por una mala administración económica, etc, etc.

 

C) Lamentablemente muchas personas cuando han caído en diversas tribulaciones y aflicciones, han recurrido al suicidio o también al suicidio colectivo.      

 

II. ¿Porque es importante que todos nosotros aprendamos a través de la Sabiduría de Dios como combatir a las aflicciones de la vida?

 

A) En primer lugar; Porque es un asunto de vida o muerte (2ºCor.7:9-10 9Ahora me gozo, no porque hayáis sido contristados, sino porque fuisteis contristados para arrepentimiento; porque habéis sido contristados según Dios, para que ninguna pérdida padecieseis por nuestra parte. 10Porque la tristeza que es según Dios produce arrepentimiento para salvación, de que no hay que arrepentirse; pero la tristeza del mundo produce muerte)   

 

1. Démonos cuenta de que si nuestro Dios permite que nos vengan tristezas, es para impulsarnos a apartar del pecado y procurar la vida eterna.

 

2. Tal y como paso con los hnos de Corintio, los cuales al ser exhortados por la Palabra de Dios, sintieron dolor y tristeza en sus corazones   

 

3. O como en el caso mismo del apóstol Pedro, que después de que llorara amargamente por haber negado a nuestro Señor Jesucristo (Mt.26:69-75) arrepentido lo vemos predicando el evangelio del Señor en el día de Pentecostés (Hch.2)

 

4. Pero al arrepentimiento según el mundo, es decir el dolor que sufre una persona que esta sin Dios, es un dolor que fácilmente lo puede conducir a la muerte. Como el caso mismo de Judas Iscariote, que después de haber sentido dolor por haber entregado sangre inocente, en vez de buscar el perdón y el favor de Dios, se quito la vida (Mt.27:3-7)    

 

 

 

 

 

 

 

B) En segundo lugar; Porque es un asunto de examen o de prueba a nuestra fe en Dios  (1ºPd.1:6-9 6En lo cual vosotros os alegráis, aunque ahora por un poco de tiempo, si es necesario, tengáis que ser afligidos en diversas pruebas, 7para que sometida a prueba vuestra fe, mucho más preciosa que el oro, el cual aunque perecedero se prueba con fuego, sea hallada en alabanza, gloria y honra cuando sea manifestado Jesucristo, 8a quien amáis sin haberle visto, en quien creyendo, aunque ahora no lo veáis, os alegráis con gozo inefable y glorioso; 9obteniendo el fin de vuestra fe, que es la salvación de vuestras almas.)

 

1. La palabra “Prueba= Peirazo= Poner a prueba” refiriendo así a un examen.   Prácticamente las aflicciones son las que vienen a poner, como quien dice en un experimento o en un ensayo nuestra fe en Dios.

 

2. A los hnos que se encontraban dispersados por toda Asia Menor, Pedro les decía que si Dios ve la necesidad de poner a prueba su fe en Él así seria (1ºPd.1:6)  

 

3. ¿En que esta basada su Fe en Dios? Su nuestra fe no esta basada en lo que debe estar, nuestro Dios la situara en donde debe de estar. Muchas personas cometen el mismo error que cometió la mujer de Job, al basar su fe en Dios, pero mediante los bienes materiales que han recibido. Este gravísimo error, lo sabe aprovechar muy bien satanás (Job.1:6-12) Satanás pensaba que Job basaba su fe en Dios por los bienes materiales que nuestro Dios le había permitido conseguir, y no en su Palabra y ni en su Temor reverente. (Job.2:1-4) Sin embargo, cuando el diablo vio que no pudo hacer que Job blasfemara el Nombre de nuestro Dios, se dio cuenta de que la fe de Job estaba basada realmente en un temor reverente a Dios y no en la permanencia de los bienes materiales. Sin embargo, a excepción de Job, la fe de su mujer, NO paso la prueba porque su fe estaba basada en los bienes materiales y no en su Temor a Dios (Job.2:9)

 

4. Es triste ver como mucha gente, después de que pierde, ya sea a un ser amado, o algunos bienes materiales, empiezas a renegar de Dios y a maldecir a su Hermosa Divinidad (Job.2:9)

 

5. Pero lo mas triste del asunto, es que muchos cristianos están también basando su fe en Dios, pero por los bienes que van acumulando y NO en su temor reverente hacia Dios. Y cuando les ha sobrevenido la prueba a su fe, han caído para después también renegar de nuestro Dios.

 

6. Pero si nosotros NO deseamos el mismo error que cometió la mujer de Job, tenemos que asegurarnos de que nuestra fe esté basada en la Palabra de Dios y en sus Maravillosas Promesas celestiales y no en las cosas materiales (Jn.14:1-3)        

 

C) En tercer lugar; Porque es un asunto de “Salvación o de Condenación” (Stg.1:12-15) En el texto original griego dice: Dichoso el hombre que soporta la prueba, pues llegado a ser probado, recibirá la corona de la vida,  que prometió a los que le aman. Nadie al ser tentado, diga que de Dios es tentado, porque Dios no puede ser tentado por el mal, y Él ha nadie tienta. Más cada uno es tentado por la propia concupiscencia, es  arrastrado y seducido. Luego la concupiscencia tras concebir, engendra el pecado, y el pecado tras ser consumado, da a luz la muerte.)   

 

 

 

1. La palabra “Soportar” (Jupomeno= Tiene una forma intensiva que denota una permanencia bajo presión) Tal y como se sitúa un atleta que levanta pesas. Prácticamente se esta refiriendo al hecho de saber mantenerse en pie aun cuando esta uno bajo terrible opresión de gran peso.   

 

2. Cuando esta carta se escribió (50 d.C.) muchos cristianos estaban sufriendo una serie de tribulaciones que, no eran solamente ocasionadas por gente común, si no mas triste, por los mismo hnos de la fe (Stg.2 El pecado de hacer acepción de personas, 3 el pecado de la lengua mentirosa, 4 La amistad con el mundo, 5 La opresión de los ricos)

 

3. Sin embargo para que los hnos de la Diáspora, pudieran salir airosos sobre las diversas pruebas, tenían que fijar su atención totalmente en la Gran Recompensa que nuestro Dios les tenia al final de sus vida (Stg.1:12 12Bienaventurado el varón que soporta (que sabe mantenerse en pie y vence) la tentación; porque cuando haya resistido la prueba, recibirá la corona de vida, que Dios ha prometido a los que le aman.

 

Tal y como lo hizo nuestro Señor Jesucristo (Heb.12:2  2puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe, el cual por el gozo puesto delante de él sufrió la cruz, menospreciando el oprobio, y se sentó a la diestra del trono de Dios.) 

También como lo hizo Esteban cuando fue lapidado por los judíos en (Hch.7: 55Pero Esteban, lleno del Espíritu Santo, puestos los ojos en el cielo, vio la gloria de Dios, y a Jesús que estaba a la diestra de Dios, 56y dijo: He aquí, veo los cielos abiertos, y al Hijo del Hombre que está a la diestra de Dios. 57Entonces ellos, dando grandes voces, se taparon los oídos, y arremetieron a una contra él. 58Y echándole fuera de la ciudad, le apedrearon; y los testigos pusieron sus ropas a los pies de un joven que se llamaba Saulo. 59Y apedreaban a Esteban, mientras él invocaba y decía: Señor Jesús, recibe mi espíritu. 60Y puesto de rodillas, clamó a gran voz: Señor, no les tomes en cuenta este pecado. Y habiendo dicho esto, durmió.)

 

4. Démonos cuenta de que el simple hecho de saber que nos espera una gran recompensa en el cielo, nos debe ser más que suficientes, para soportar cualquier adversidad, cualquier injusticia y cualquier maldad de la vida. Lamentablemente cuando le damos mucha mas atención a las aflicciones de la vida o a las ofensas que recibimos por nuestros propios hnos de la fe, nos estamos perdiendo la bendición de sentir el gran gozo por haber padecido por nuestro Dios. Recordemos también como el apóstol Pedro juntamente con Juan, sintieron gozo después de haber sufrido por causa del Señor en (Hch.5: 41Y ellos salieron de la presencia del concilio, gozosos de haber sido tenidos por dignos de padecer afrenta por causa del Nombre. 42Y todos los días, en el templo y por las casas, no cesaban de enseñar y predicar a Jesucristo.)   

 

5. Si no estamos dispuestos a sufrir las adversidades y las tribulaciones de la vida por amor a nuestro Dios y a sus promesas, mas pronto de lo que canta un gallo, estaremos también negando a nuestro Señor Jesucristo y renunciando a la vida eterna.

 

 

 

III. ¿PORQUE CONSTANTEMENTE NOS ENCONTRAMOS EN DIVERSAS AFLICCIONESDE LA VIDA?

 

A) En primer lugar; Podríamos decir, porque el mundo entero esta bajo el maligno (1ºJn.5: 19Sabemos que somos de Dios, y el mundo entero está bajo el maligno.)  

 

1.  La palabra “Yacer” (Katakeimai) señala la condición de estar postrado o tirado en el lecho del dolor o de la impotencia y de la locura.

 

2. Tal y como estaban los enfermos y poseídos por los demonios en el tiempo de nuestro Señor Jesucristo (Mr.2:4  4Y como no podían acercarse a él a causa de la multitud, descubrieron el techo de donde estaba, y haciendo una abertura, bajaron el lecho en que yacía el paralítico.O como el siervo de un Centurión (Mt.5: 5Entrando Jesús en Capernaum, vino a él un centurión, rogándole, 6y diciendo: Señor, mi criado está postrado en casa, paralítico, gravemente atormentado. 7Y Jesús le dijo: Yo iré y le sanaré.)

 

3. El apóstol Pedro nos señala que todos los que fueron sanados por nuestro Señor Jesucristo, fueron liberados del poder maligno (Hch.10: 37Vosotros sabéis lo que se divulgó por toda Judea, comenzando desde Galilea, después del bautismo que predicó Juan: 38cómo Dios ungió con el Espíritu Santo y con poder a Jesús de Nazaret, y cómo éste anduvo haciendo bienes y sanando a todos los oprimidos por el diablo, porque Dios estaba con él.)  

 

4. Lamentablemente mientras que no suceda la Segunda Venida de nuestro Señor Jesucristo, mucha gente seguirá sufriendo y yaciendo bajo el poder del diablo (1ºJn.5:19) Pues la mayoría de las aflicciones y padecimientos, son ocasionados por una influencia maligna. Tal y como lo dice el apóstol Pablo en (Efe.2: 1Y él os dio vida a vosotros, cuando estabais muertos en vuestros delitos y pecados, 2en los cuales anduvisteis en otro tiempo, siguiendo la corriente de este mundo, conforme al príncipe de la potestad del aire, (Conforme a los dictados de satanás)  el espíritu que ahora opera en los hijos de desobediencia, 3entre los cuales también todos nosotros vivimos en otro tiempo en los deseos de nuestra carne, haciendo la voluntad de la carne y de los pensamientos, y éramos por naturaleza hijos de ira, lo mismo que los demás.)

 

5. Mientras que la gente no recurra a nuestro Dios y al Poder de su Verdad que es el Evangelio de nuestro Señor Jesucristo, (Efe.1:13) mucha gente seguirá padeciendo terriblemente a consecuencia de su propio pecado y a su rechazo a nuestro Dios.

 

6. Antes de la primer Venida de nuestro Señor Jesucristo, el poder que tenia satanás sobre las personas era terriblemente increíble. Pues en un solo hombre podían entrar hasta una legión de demonios (Legión= Un ejercito de aproximadamente 6000 hombres) Dada a la situación espiritual, moral y social en que se encontraba la humanidad en aquel tiempo, ¡Urgía la Venida de un Salvador! Nuestro Señor Jesucristo. Y sabe que, en nuestro tiempo, habrá días en que el poder del maligno será tan terrible sobre la humanidad, que nuestro Dios al ver como sus hijos estamos

 

 

 

 

 

sufriendo, le será imposible retener mas la Venida de su Amado Hijo Jesucristo para librarnos de este mundo cruel y llevarnos a la Gloria de nuestro Dios (1ºCor.15: 22Porque así como en Adán todos mueren, también en Cristo todos serán vivificados. 23Pero cada uno en su debido orden: Cristo, las primicias; luego los que son de Cristo, en su venida. 24Luego el fin, cuando entregue el reino al Dios y Padre, cuando haya suprimido todo dominio, toda autoridad y potencia. 25Porque preciso es que él reine hasta que haya puesto a todos sus enemigos debajo de sus pies. 26Y el postrer enemigo que será destruido es la muerte.) 

 

B) Porque constantemente tenemos una lucha contra uno mismo (Mr.7: 21Porque de dentro, del corazón de los hombres, salen los malos pensamientos, los adulterios, las fornicaciones, los homicidios, 22los hurtos, las avaricias, las maldades, el engaño, la lascivia, la envidia, la maledicencia, la soberbia, la insensatez. 23Todas estas maldades de dentro salen, y contaminan al hombre.)

 

1. Si bien es cierto que gran parte de nuestras tribulaciones y aflicciones, son originadas por el demonio mediante la maldad que ha engendrado en el mundo, también es cierto que en gran parte de ellas, (aflicciones) nosotros contribuimos mucho con nuestras tribulaciones. (Gal.5: 16Digo, pues: Andad en el Espíritu, y no satisfagáis los deseos de la carne. 17Porque el deseo de la carne es contra el Espíritu, y el del Espíritu es contra la carne; y éstos se oponen entre sí, para que no hagáis lo que quisiereis. 18Pero si sois guiados por el Espíritu, no estáis bajo la ley. 19Y manifiestas son las obras de la carne, que son: adulterio, fornicación, inmundicia, lascivia, 20idolatría, hechicerías, enemistades, pleitos, celos, iras, contiendas, disensiones, herejías, 21envidias, homicidios, borracheras, orgías, y cosas semejantes a estas; acerca de las cuales os amonesto, como ya os lo he dicho antes, que los que practican tales cosas no heredarán el reino de Dios.)  Prácticamente tanto el cristiano como cualquier persona, sabe que en una lucha espiritual, siempre existirá la posibilidad de perder o de ganar, de morir o de vivir. Y lo mas complicado del asunto es que no necesitamos decidir si entramos o no en esa lucha porque ya estamos en ella. Es por eso que urge que tanto el cristiano como cualquier persona se preparen para luchar y defender su vida, si es que no desean perderla. Y como en cualquier combate, se requiere de una persona que sepa entrenar al peleador en una disciplina rígida, en una preparación mental y física, mayormente en nuestro combate contra el pecado, necesitamos de la ayuda de nuestro Dios para poder vencer a nuestro principal enemigo que es nuestro propio corazón (Jer.17: 9Engañoso es el corazón más que todas las cosas, y perverso; ¿quién lo conocerá? 10Yo Jehová, que escudriño la mente, que pruebo el corazón, para dar a cada uno según su camino, según el fruto de sus obras.) En otras palabras; No hay cosa tan engañosa, ni tan absolutamente perverso como la mente del hombre. Realmente ni el hombre mismo es capaz de conocer hasta donde pueden llegar los limites de su maldad. Solo nuestro Dios lo puede saber. Un ejemplo simple de ello, podríamos decir, ¿Se habría imaginado David alguna vez hasta donde llegaría su maldad cuando se dejo llevar por su apasionado deseo por Betsabé? ¿Se habría imaginado alguna vez como un violador? ¿Cómo un traidor a sus valientes guerreros? ¿Cómo un homicida intelectual? (2ºSam.11:1-5)  

 

 

2. Prácticamente cuando el ser humano se entrega a su propio deseo desenfrenado, el resultado viene a ser desastroso y terriblemente perjudicial para si mismo y para quien participa con él. (Stg.1: 13Cuando alguno es tentado, no diga que es tentado de parte de Dios; porque Dios no puede ser tentado por el mal, ni él tienta a nadie; 14sino que cada uno es tentado, cuando de su propia concupiscencia es atraído y seducido. 15Entonces la concupiscencia, después que ha concebido, da a luz el pecado; y el pecado, siendo consumado, da a luz la muerte.)

 

a) ¿Qué podríamos decir en el caso de Adán y Eva? (Gn.3:6)

 

b) ¿Qué podríamos decir de la gente en los tiempos de Noe (Gn.6:5-7)

 

c) ¿Qué podríamos decir del caso de Judas Iscariote (Lc.22:3-6)

 

3. Como lo dijimos anteriormente, es cierto que el diablo tiene mucho que ver en nuestras tribulaciones y aflicciones. Pero a través de este versículo, nos podemos dar cuenta de que también a través de nuestras propias pasiones desordenadas somos fácilmente incitados y seducidos al pecado.

 

4. Démonos cuenta de que mientras que nosotros NO aprendamos a someter nuestras pasiones desordenadas, siempre estaremos siendo esclavos de nuestros propios pecados y de nuestros propios sufrimientos

 

a) Como en el caso de los hnos de Efeso (Efe.4: 17Esto, pues, digo y requiero en el Señor: que ya no andéis como los otros gentiles, que andan en la vanidad de su mente, 18teniendo el entendimiento entenebrecido, ajenos de la vida de Dios por la ignorancia que en ellos hay, por la dureza de su corazón; 19los cuales, después que perdieron toda sensibilidad, se entregaron a la lascivia para cometer con avidez toda clase de impureza. Prácticamente los hnos de Efeso, en vez de vivir una vida digna y conforme a la profesión del cristianismo, (Efe.4:1) se estaban volviendo de nuevo a su vida pasada y pagana. 

 

b) También como en el caso de los hnos que se encontraban en la Dispensación (Stg.4: 1¿De dónde vienen las guerras y los pleitos entre vosotros? ¿No es de vuestras pasiones, las cuales combaten en vuestros miembros?2Codiciáis, y no tenéis; matáis y ardéis de envidia, y no podéis alcanzar; combatís y lucháis, pero no tenéis lo que deseáis, porque no pedís. 3Pedís, y no recibís, porque pedís mal, para gastar en vuestros deleites. 4¡Oh almas adúlteras! ¿No sabéis que la amistad del mundo es enemistad contra Dios? Cualquiera, pues, que quiera ser amigo del mundo, se constituye enemigo de Dios. 5¿O pensáis que la Escritura dice en vano: El Espíritu que él ha hecho morar en nosotros nos anhela celosamente? 6Pero él da mayor gracia. Por esto dice: Dios resiste a los soberbios, y da gracia a los humildes. 7Someteos, pues, a Dios; resistid al diablo, y huirá de vosotros. 8Acercaos a Dios, y él se acercará a vosotros.)

 

4. Lo mas lamentable del asunto es que hasta el día de hoy, muchos cristianos estamos padeciendo porque no hemos aprendido a combatir contra nuestras propias pasiones  

a) Y gran parte se debe a que en vez de que le dediquemos más tiempo a nuestra preparación espiritual (2ºPd.3:18 Antes bien, creced en la Gracia y el conocimiento de nuestro Señor y Salvador Jesucristo. A Él sea la Gloria ahora y hasta el día de la eternidad) le dedicamos mas tiempo a otros quehaceres de la vida. Es bueno poner atención a nuestras responsabilidades que tenemos en nuestro trabajo, en nuestro hogar y con nuestra familia. Pero tenemos que aprender a priorizar las necesidades y las responsabilidades que tenemos. Y nuestra principal prioridad debe ser nuestro Dios (Mt.6: 33Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas.34Así que, no os afanéis por el día de mañana, porque el día de mañana traerá su afán. Basta a cada día su propio mal.)    

 

b) Si realmente deseamos vencer a nuestras propias pasiones, nunca le demos lugar al diablo en nuestras vidas (Efe.4: Ni deis lugar al diablo) es decir, no le demos ni la más mínima oportunidad de entrar en nuestras vidas porque puede causarnos grandes daños, y los cuales nos pueden dejar marcados de por vida. Cada vez que obramos conforme a nuestras propias pasiones, le estamos dando lugar a diablo en nuestras vidas

 

c) Si realmente deseamos vencer a nuestras propias pasiones, tenemos que velad y orar para NO  caer en tentación (Mt.26:41 Velad y orad para que no entréis en tentación, el espíritu a la verdad esta dispuesto, pero la carne es débil)

 

d) Si realmente deseamos vencer a nuestras propias pasiones, tenemos que asegurarnos con la Armadura que nuestro Dios nos da para poder vencer cualquier tentación (Efe.6: 10Por lo demás, hermanos míos, fortaleceos en el Señor, y en el poder de su fuerza. 11Vestíos de toda la armadura de Dios, para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo. 12Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes. 13Por tanto, tomad toda la armadura de Dios, para que podáis resistir en el día malo, y habiendo acabado todo, estar firmes. 14Estad, pues, firmes, ceñidos vuestros lomos con la verdad, y vestidos con la coraza de justicia, 15y calzados los pies con el apresto del evangelio de la paz. 16Sobre todo, tomad el escudo de la fe, con que podáis apagar todos los dardos de fuego del maligno. 17Y tomad el yelmo de la salvación, y la espada del Espíritu, que es la palabra de Dios; 18orando en todo tiempo con toda oración y súplica en el Espíritu, y velando en ello con toda perseverancia y súplica por todos los santos;)  

 

e) Si uno de nosotros ya sea hno (a) o amigo (a), esta sufriendo por causa de su propio pecado, no lo permita más, y permita que nuestro Dios venga a reconfortar todo su ser (Mt.11: 28Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar. 29Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas; 30porque mi yugo es fácil, y ligera mi carga.)  Si realmente deseamos proveerle un verdadero descanso a nuestra alma afligida por el pecado, tenemos que aprovechar el Maravilloso acceso que nuestro Dios nos ha dado mediante nuestro Señor Jesucristo (Jn.14:6) Pero también tenemos que permitir que nuestro Dios mediante su Divino Poder que es el evangelio de nuestro Señor Jesucristo, nos quite el peso de todos nuestros pecados que traemos en nuestra alma. Y esto se puede lograr cuando nos arrepentimos de todos nuestros pecados y cuando aprendemos de nuestro Señor Jesucristo a ser obedientes y sumisos a los mandamientos de Dios (Hch.3:19)

 

f) El punto es: ¿Seguirá permitiendo que su alma siga siendo afligida por sus propias pasiones? O ¿Dejara que nuestro Dios, mediante el Poder de su Verdad que es nuestro Señor Jesucristo le ayude a sanar todas sus dolencias del alma?     

 

C) Porque NO confiamos en la Bondad de nuestro Dios (Heb.312Mirad, hermanos, que no haya en ninguno de vosotros corazón malo de incredulidad para apartarse del Dios vivo; 13antes exhortaos los unos a los otros cada día, entre tanto que se dice: Hoy; para que ninguno de vosotros se endurezca por el engaño del pecado) 

 

1. Cuando El Espíritu Santo menciona: “Un corazón malo” principalmente se esta refiriendo a “Una mente que debido a la incredulidad, obra malamente” Pues la palabra que encontramos en el texto original para referirse a la palabra: “Malo” es: “Poneros= Ponos= Labor penosa, especialmente la forma activa del mal”   

 

2. Y si El Espíritu Santo estaba advirtiendo a los hnos sobre la enfermedad de la incredulidad, es porque en ocasiones el cristiano tiende a ser engañado por el pecado, y por consiguiente a cerrar su mente y corazón (su intelecto y sentimientos) a la Bondad de nuestro Dios.     

 

3. Muchas veces pensamos que creemos lo suficiente en la Bondad de nuestro Dios, pero cuando las aflicciones de la vida nos sorprenden, en vez de confiar mas en el Poder de nuestro Dios, tristemente empezamos a dudar sobre la Presencia de Dios en nosotros. Prácticamente nos pasa como dice un dicho mexicano: “Ves la tempestad y NO te hincas” O en ocasiones nos pasa lo que nos enseña una reflección como esta: “La reflección del niño que se queja ante su Padre por su falta de ayuda”  

 

4. Tal vez usted mi hno (o) o mi amigo (a) podría pensar: ¿Cómo es posible que una persona pueda dudar del Poder y de la Bondad de nuestro Dios? Si bien sabemos, desde el principio de la creación humana, las tribulaciones y las aflicciones de la vida surgieron básicamente debido a la incredulidad y a la desobediencia a la Palabra  nuestro Dios (Gn.6: 16A la mujer dijo: Multiplicaré en gran manera los dolores en tus preñeces; con dolor darás a luz los hijos; y tu deseo será para tu marido, y él se enseñoreará de ti. 17Y al hombre dijo: Por cuanto obedeciste a la voz de tu mujer, y comiste del árbol de que te mandé diciendo: No comerás de él; maldita será la tierra por tu causa; con dolor comerás de ella todos los días de tu vida. 18Espinos y cardos te producirá, y comerás plantas del campo. 19Con el sudor de tu rostro comerás el pan hasta que vuelvas a la tierra, porque de ella fuiste tomado; pues polvo eres, y al polvo volverás.) Démonos cuenta de que una de las causas principales por las cuales la humanidad padece aflicciones en la vida, es también  por su incredulidad a la Palabra de nuestro Dios. Tal y como le paso a Eva y Adán.   

 

 

5. ¿Realmente existe en nosotros una fe perfecta delante de nuestro Dios?

Tristemente existen registros de personas que decían creer en nuestro Señor Jesucristo, pero no creían lo suficientemente para confiar plenamente en el Poder de Dios. Como el caso de aquel padre que tenia un hijo poseído por un demonio mudo y sordo (Mr.914Cuando llegó a donde estaban los discípulos, vio una gran multitud alrededor de ellos, y escribas que disputaban con ellos. 15Y en seguida toda la gente, viéndole, se asombró, y corriendo a él, le saludaron. 16El les preguntó: ¿Qué disputáis con ellos? 17Y respondiendo uno de la multitud, dijo: Maestro, traje a ti mi hijo, que tiene un espíritu mudo, 18el cual, dondequiera que le toma, le sacude; y echa espumarajos, y cruje los dientes, y se va secando; y dije a tus discípulos que lo echasen fuera, y no pudieron.19Y respondiendo él, les dijo: ¡Oh generación incrédula! ¿Hasta cuándo he de estar con vosotros? ¿Hasta cuándo os he de soportar? Traédmelo. 20Y se lo trajeron; y cuando el espíritu vio a Jesús, sacudió con violencia al muchacho, quien cayendo en tierra se revolcaba, echando espumarajos. 21Jesús preguntó al padre: ¿Cuánto tiempo hace que le sucede esto? Y él dijo: Desde niño. 22Y muchas veces le echa en el fuego y en el agua, para matarle; pero si puedes hacer algo, ten misericordia de nosotros, y ayúdanos. 23Jesús le dijo: Si puedes creer, al que cree todo le es posible. 24E inmediatamente el padre del muchacho clamó y dijo: Creo; ayuda mi incredulidad.)  Si bien es cierto que este padre NO era poseedor de una fe perfecta, no era porque no la hubiera tenido en algún momento. Tal vez cuando este padre recurrió a los apóstoles, si creía enteramente (Vrs.17,18) Pero al ver que los discípulos del Señor NO pudieron ayudarle con su hijo poseído por su falta de fe (Vrs.19) también el padre del hijo endemoniado, empezó a dudar del Poder y de la Bondad de nuestro Señor Jesucristo. Prácticamente lo que le paso a este padre incrédulo, le esta pasando también a mucha gente hoy en día. Mucha gente no cree en el Poder y la Bondad de nuestro Dios porque pone su mirada en los errores de los hombres y no en la Perfección de nuestro Señor Jesucristo (Heb.12: 2puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe, el cual por el gozo puesto delante de él sufrió la cruz, menospreciando el oprobio, y se sentó a la diestra del trono de Dios.) Pero lo más triste del asunto es que debido a la falta de fe en muchos cristianos, estamos ocasionando que muchas personas NO crean en el Poder y el Amor de nuestro Dios, que es nuestro Señor Jesucristo.      

O como en el caso del Apóstol Felipe que después de haber convivido un tiempo con nuestro Señor Jesucristo y haber visto las obras maravillosas que El Señor venia haciendo, no le bastaban para creer plenamente en nuestro Señor Jesucristo (Jn.14: 8Felipe le dijo: Señor, muéstranos el Padre, y nos basta. 9Jesús le dijo: ¿Tanto tiempo hace que estoy con vosotros, y no me has conocido, Felipe? El que me ha visto a mí, ha visto al Padre; ¿cómo, pues, dices tú: Muéstranos el Padre? 10¿No crees que yo soy en el Padre, y el Padre en mí? Las palabras que yo os hablo, no las hablo por mi propia cuenta, sino que el Padre que mora en mí, él hace las obras. 11Creedme que yo soy en el Padre, y el Padre en mí; de otra manera, creedme por las mismas obras.) Démonos cuenta que a nuestro Señor Jesucristo le resultaba ilógico y hasta cierto punto incomprensible la actitud incrédula de Felipe. ¿Por qué? Porque a esas alturas de las circunstancias, Felipe y todos los demás apóstoles, debían de poseer una fe perfecta en El Hijo de Dios. Pero lamentablemente no era así. ¿Y sabe que? Es por eso que a muchas personas les cuenta tanto trabajo creer y confiar en el Poder nuestro Señor Jesucristo. Porque ni leyendo y ni viendo los milagros de nuestro Señor Jesucristo, no creen en El Hijo de Dios. Hoy la gente quiere ver milagros para creer en Dios y en nuestro Señor Jesucristo cuando las Mismas Escrituras nos dice que los milagros que hizo nuestro Señor Jesucristo, los cuales quedaron registrados en la Biblia, nos deben ser mas que suficientes para creer en El Hijo de Dios (Jn.20: 30Hizo además Jesús muchas otras señales en presencia de sus discípulos, las cuales no están escritas en este libro. 31Pero éstas se han escrito para que creáis que Jesús es el Cristo, el Hijo de Dios, y para que creyendo, tengáis vida en su nombre.) Pero lo mas triste de nosotros es que muchos cristianos, no hemos madurado lo suficientemente en nuestra fe, y esto se debe a que descuidamos nuestra enseñanza en la Palabra de nuestro Dios. Y después de que nos sorprenden las aflicciones de la vida, somos consumidos por ellas por no estar firmes en la fe (Mt.7: 24Cualquiera, pues, que me oye estas palabras, y las hace, le compararé a un hombre prudente, que edificó su casa sobre la roca. 25Descendió lluvia, y vinieron ríos, y soplaron vientos, y golpearon contra aquella casa; y no cayó, porque estaba fundada sobre la roca. 26Pero cualquiera que me oye estas palabras y no las hace, le compararé a un hombre insensato, que edificó su casa sobre la arena; 27y descendió lluvia, y vinieron ríos, y soplaron vientos, y dieron con ímpetu contra aquella casa; y cayó, y fue grande su ruina.)

 

Por último, como en el caso del Apóstol Tomas que aun después de que sus mismos compañeros de oficio le anunciaron de la resurrección de nuestro Señor Jesucristo, no creía (Jn.20: 24Pero Tomás, uno de los doce, llamado Dídimo, no estaba con ellos cuando Jesús vino. 25Le dijeron, pues, los otros discípulos: Al Señor hemos visto. El les dijo: Si no viere en sus manos la señal de los clavos, y metiere mi dedo en el lugar de los clavos, y metiere mi mano en su costado, no creeré.26Ocho días después, estaban otra vez sus discípulos dentro, y con ellos Tomás. Llegó Jesús, estando las puertas cerradas, y se puso en medio y les dijo: Paz a vosotros. 27Luego dijo a Tomás: Pon aquí tu dedo, y mira mis manos; y acerca tu mano, y métela en mi costado; y no seas incrédulo, sino creyente. 28Entonces Tomás respondió y le dijo: ¡Señor mío, y Dios mío! 29Jesús le dijo: Porque me has visto, Tomás, creíste; bienaventurados los que no vieron, y creyeron.) El deseo de nuestro Señor Jesucristo para todos aquellos que le han escuchado y visto sus milagros es que sean enteramente creyentes y NO creyentes a medias. Pues ya el mundo esta lleno de personas que solo creen a medias. Y la razón de ello, es porque no han sabido como aprender a confiar plenamente en Dios

 

6. ¿Cómo se aprende a confiar plenamente en Dios? Si recalco en nuestra fe en Dios, es porque es sumamente importante y vital para nuestra salvación. Como dice (Ro.1:17 Porque en el evangelio, la Justicia de Dios se revela por fe y para fe, pues como esta escrito: Mas el justo por la fe, vivirá.) Desafortunadamente cuando nuestra fe no esta perfectamente bien fundada en Dios, todos nuestros intentos por sobrevivir sobre las aflicciones de la vida, serán inútiles. ¿Se a puesto a pensar usted mi hno (a) mi amigo (a) ¿En que esta basada su fe en Dios? En mi corta experiencia como evangelista de nuestro Señor Jesucristo (12 años) He escuchado a personas decir, que ellos creen en Dios porque sus padres les inculcaron su creencia en Dios. Pero solo su forma de creencia, la cual esta basada en costumbres y tradiciones y NO en las razones que nuestro Dios nos da mediante su Palabra misma. Otros han dicho que ellos creen en Dios por el simple hecho de que todos creemos en un Dios, pero NO se han dado a la tarea de conocer al Verdadero Dios. Mientras que otros dicen creer en Dios porque han experimentado en su vida un cambio radical, ya sea de salud o de un bienestar económico o familiar.

 

Y después lo quieren usar como testimonio para hacer volver a la gente hacia nuestro Dios cuando nuestro Señor Jesucristo nos dice que Él no acepta ningún testimonio de hombre (Jn.5: 34Pero yo no recibo testimonio de hombre alguno; mas digo esto, para que vosotros seáis salvos.) El Único Testimonio que acepta nuestro Señor Jesucristo, es el mismo Testimonio que da nuestro Dios de Él mismo y ni de ningún hombre (1ºCor.2: 1Así que, hermanos, cuando fui a vosotros para anunciaros el testimonio de Dios, no fui con excelencia de palabras o de sabiduría. 2Pues me propuse no saber entre vosotros cosa alguna sino a Jesucristo, y a éste crucificado. 3Y estuve entre vosotros con debilidad, y mucho temor y temblor; 4y ni mi palabra ni mi predicación fue con palabras persuasivas de humana sabiduría, sino con demostración del Espíritu y de poder, 5para que vuestra fe no esté fundada en la sabiduría de los hombres, sino en el poder de Dios.)  

 

Pero después ¿Qué ocurre con aquellos que confiaban en Dios porque sus padres solo les inculcaron una forma de creer, y al ver a sus padres caer ya sea en adicciones drogadictas, o  en delitos criminales o en adulterio? Su poca fe y su poco temor que había para nuestro Dios se esfuman. ¿Qué ocurre con aquellas personas que decían creer en Dios porque todo mundo cree en un Dios? También su poca fe desaparece cuando se topan con personas muy astutas y perversas y que después de que los engañan y les roban sus pertenencias, dejan de confiar en Dios y se convierten en blasfemos contra Dios. Y por último; ¿Qué ocurre con aquellas personas que decían creer en Dios porque habían vivido un cambio positivo en su vida, ya sea de salud, de bienestar o familiar? Su poca fe desaparece cuando ven que de nueva cuenta la sombra de la enfermedad o de la bancarrota y cuando ven a la familia desintegrarse de nuevo, su fe en Dios se desintegra de nueva cuenta. Y todo esto ocurre porque su fe y confianza en Dios están basadas en lo sentimental, en lo material y en lo común. Y de todo esto se vale el diablo para hacer que el hombre dude del Poder de nuestro Dios y de su Existencia. Recordemos lo que el mismo diablo pensaba de Job. Él creía que la fidelidad y la fe de Job en Dios, estaban basada en las pertenencias que Dios le había concedido tener. Sin embargo, nuestro Dios le demuestra mediante la actitud misma de Job que él estaba equivocado. La fidelidad y la confianza de Job estaban basadas en cosas mucho más importantes y mucho más valiosas que lo material y lo intelectual (Job.1: 10¿No le has cercado alrededor a él y a su casa y a todo lo que tiene? Al trabajo de sus manos has dado bendición; por tanto, sus bienes han aumentado sobre la tierra. 11Pero extiende ahora tu mano y toca todo lo que tiene, y verás si no blasfema contra ti en tu misma presencia.) (Job.2: 3Y Jehová dijo a Satanás: ¿No has considerado a mi siervo Job, que no hay otro como él en la tierra, varón perfecto y recto, temeroso de Dios y apartado del mal, y que todavía retiene su integridad, aun cuando tú me incitaste contra él para que lo arruinara sin causa? 4Respondiendo Satanás, dijo a Jehová: Piel por piel, todo lo que el hombre tiene dará por su vida. 5Pero extiende ahora tu mano, y toca su hueso y su carne, y verás si no blasfema contra ti en tu misma presencia.)

 

Es triste decirlo, pero lamentablemente también muchos cristianos en ocasiones también dudamos de nuestro Dios porque nuestra fe esta basada en las bendiciones materiales y NO en las que realmente Dios nos ha dado mediante nuestro Señor Jesucristo (Efe1:3 Bendito El Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo que nos bendijo con toda bendición espiritual en los lugares celestiales en Cristo)

 

 

XI. ¿CUALES SON LAS CONSECUENCIAS QUE PODRÍAMOS SUFRIR SI NO ESTAMOS LISTOS PARA CONFRONTAR A LAS AFLICCIONES DE LA VIDA?

 

A)    Podríamos sufrir la Ira de nuestro Dios (Num.21: 4Después partieron del monte de Hor, camino del Mar Rojo, para rodear la tierra de Edom; y se desanimó el pueblo por el camino. 5Y habló el pueblo contra Dios y contra Moisés: ¿Por qué nos hiciste subir de Egipto para que muramos en este desierto? Pues no hay pan ni agua, y nuestra alma tiene fastidio de este pan tan liviano. 6Y Jehová envió entre el pueblo serpientes ardientes, que mordían al pueblo; y murió mucho pueblo de Israel. 7Entonces el pueblo vino a Moisés y dijo: Hemos pecado por haber hablado contra Jehová, y contra ti; ruega a Jehová que quite de nosotros estas serpientes. Y Moisés oró por el pueblo. 8Y Jehová dijo a Moisés: Hazte una serpiente ardiente, y ponla sobre una asta; y cualquiera que fuere mordido y mirare a ella, vivirá. 9Y Moisés hizo una serpiente de bronce, y la puso sobre una asta; y cuando alguna serpiente mordía a alguno, miraba a la serpiente de bronce, y vivía.)

Bien sabemos que cuando hablamos del sentir de la Ira, estamos hablando de una intensa cólera o enojo. Y aun que la palabra “Ira” no la vemos escrita en esta parte de la Escritura, la vemos en el accionar de nuestro Dios y con justa razón.

Pero ¿Qué fue lo que hizo el pueblo hebreo para provocar la Ira de nuestro Dios?  Recordemos que debido a la negativa del rey de Edom, al no querer que el pueblo hebreo pasara por sus tierras, el pueblo hebreo se vio en la necesidad de rodear la tierra (Num.20:14-21) Necesidad que NO solamente les vino a complicar más el peregrinaje y la llegada hacia la tierra prometida, si no más aun, les vino aumentar más la aflicción que estaban sufriendo. Y lo primero que sintió el pueblo antes de sentir la ira de nuestro Dios, el pueblo sintió perder todas sus fuerzas, para después desfallecer ante su propia necesidad y aflicción. Si el desanimo del pueblo hubiera llegado hasta ese punto, no hubiera sufrido ninguna consecuencia. Pero como el pueblo hebreo, a causa de su desanimo y de su incredulidad, empezó a blasfemar (es decir hablar en contra de Dios y torpemente, puesto que empezaron también a menospreciar todas las bendiciones de nuestro Dios. Num.21:5) Y la Ira de nuestro Dios, no se hizo esperar ni un minuto mas (Vrs.6) De hecho, nuestro Dios en su Poder Omnisciente, ya sabia que este pueblo era de un corazón muy incrédulo y muy duro para ser obediente (Ex.32: 9Dijo más Jehová a Moisés: Yo he visto a este pueblo, que por cierto es pueblo de dura cerviz. 10Ahora, pues, déjame que se encienda mi ira en ellos, y los consuma; y de ti yo haré una nación grande.) Sin embargo, nuestro Dios es Un Ser tan Sumamente Maravilloso, que a pesar de que Él sabe que el hombre se va a equivocar, aun así, le concede la oportunidad para que cambie el rumbo de su vida y de su fatal destino. Como el caso de Adán, como en el caso de Cain antes de matar a su hno Abel, como en el caso de Judas Iscariote ante de entregar a nuestro Señor Jesucristo.

Afortunadamente el pueblo hebreo reacciono a tiempo, y pudo remediar su situación, gracias a que se arrepintieron de sus pecados y recurrieron a la Piedad  de nuestro Dios. Sin embargo, antes de recibir el perdón de sus pecados, ellos tenían que aprender verdaderamente a confiar en nuestro Dios. Aprendizaje que se vería reflejado cuando uno de ellos fuera mordido por una serpiente y fueran en busca de la solución a su problema que era su fe NO en la Serpiente que estaba en el Asta, si no mas bien, en la Palabra de nuestro Dios (Ex.21:9) Pues recordemos que la suplica del pueblo fue: Que Dios quitara a las serpientes ardientes (Vrs.7) Dios no les quito las serpientes porque Él deseaba que su pueblo aprendiera a ser fiel y obediente a su Palabra. ¿Podríamos decir que ahora entendemos un poco más, porque constantemente sufrimos aflicciones en la vida? ¿Y que si no estamos preparados para combatirlas? ¿Qué va a pasar?

 

Hoy en día, muchos cristianos estamos provocando la Ira de nuestro Dios, cuando por causa de nuestra inmadurez espiritual, nos desanimamos fácilmente y empezamos a blasfemar en contra de nuestro Dios. Así como lo hizo también la mujer de Job (Job.2:9,10)

Sin embargo, si usted mi hno (a) mi amigo (a) a causa de su ignorancia, se ha desanimado en algún momento de crisis en su vida, y se ha quejado en contra de nuestro Dios y en contra de la Iglesia (que es el cuerpo de nuestro Señor Jesucristo) Si ha menospreciado también las bendiciones de nuestro Dios, ¡Ya no lo siga haciendo! Porque no solo nos exponemos a sufrir la perdida de los bienes que podamos poseer, si algo mas peor, podríamos perder la salvación eterna y sufrir por toda una eternidad la Ira de nuestro Dios (2ºTes.1: 5Esto es demostración del justo juicio de Dios, para que seáis tenidos por dignos del reino de Dios, por el cual asimismo padecéis. 6Porque es justo delante de Dios pagar con tribulación a los que os atribulan, 7y a vosotros que sois atribulados, daros reposo con nosotros, cuando se manifieste el Señor Jesús desde el cielo con los ángeles de su poder, 8en llama de fuego, para dar retribución a los que no conocieron a Dios, ni obedecen al evangelio de nuestro Señor Jesucristo; 9los cuales sufrirán pena de eterna perdición, excluidos de la presencia del Señor y de la gloria de su poder, 10cuando venga en aquel día para ser glorificado en sus santos y ser admirado en todos los que creyeron (por cuanto nuestro testimonio ha sido creído entre vosotros)

¡Nunca es tarde para enmendar nuestro problema ante Dios! Recuerde que si nuestro Dios es Paciente, es porque Él no desea la muerte del pecador, si más bien, que viva (2ºPd.3:9) Pero también es necesario que entendamos una cosa muy importante; Que así como nuestro Dios no quito las serpientes ardientes que mordían al pueblo, para que el pueblo mismo agrediera a ser creyente y temerosos de nuestro Dios (Num.21:7,8) Así también las aflicciones de la vida, nunca van a desaparecer de nuestra vida. Pues ellas están también para recordarnos que debemos de ser verdaderos creyentes y temerosos a la Palabra de nuestro Dios (1ºPd.4:16 Pero si alguno padece como cristiano, no se avergüence, si no glorifique a Dios por ello)

 

B)    El Sufrimiento de una terrible frustración (Prv.15:22 Los pensamientos son frustrados donde no hay consejo. Más en la multitud de consejeros se afirman) Es decir que todos los buenos proyectos que la persona desea lograr en su vida, al final ninguno de ellos permanece. Y en muchas ocasiones, cuando vemos que nuestros planes y sueños, ni se llegan afirmar y mucho menos ni se llegan a realizar, empezamos a sentir el dolor y la aflicción de nuestra frustración y de nuestro fracaso. Y todo esto se debe porque principalmente, NO tomamos en cuenta el consejo y la Dirección de nuestro Dios en nuestras vidas ¿Qué tanto tomamos en cuenta a nuestro Dios en los planes de nuestra vida hnos? Y usted mi amigo (a) ¿Qué tanto toma en cuenta a Dios en los planes de su vida? El sentimiento de la “frustración” (Fracaso, Malogro, falla, estropear)  en muchas ocasiones, este sentimiento a llevado a una persona a una terrible depresión (es decir cuando una persona se siente terriblemente abatido o derrotado y sin fuerzas para seguir luchando) y por consiguiente a dejarse morir. Así como cuando un león, llega a su estado de la vejez y pierde toda su fuerza en sus garras y en sus mandíbulas, lo que le resta hacer es buscar un lugar donde morir de hambre. Tal vez usted sea una de las personas que gracias a su intelecto y a su perseverancia pudo realizar algunos de sus planes y obtener así cierto bienestar en su vida y sin tomar en cuenta a Dios. Pero si le hiciéramos esta pregunta; ¿Por cuánto tiempo cree usted que va a disfrutar todos sus bienes? ¿Acaso no sabe que su vida le puede ser arrebatada en cualquier instante? Si no me cree, vemos lo que nos enseña nuestro Señor Jesucristo en la Parábola del rico necio en (Lc.12: 13Le dijo uno de la multitud: Maestro, di a mi hermano que parta conmigo la herencia. 14Mas él le dijo: Hombre, ¿quién me ha puesto sobre vosotros como juez o partidor? 15Y les dijo: Mirad, y guardaos de toda avaricia; porque la vida del hombre no consiste en la abundancia de los bienes que posee. 16También les refirió una parábola, diciendo: La heredad de un hombre rico había producido mucho. 17Y él pensaba dentro de sí, diciendo: ¿Qué haré, porque no tengo dónde guardar mis frutos? 18Y dijo: Esto haré: derribaré mis graneros, y los edificaré mayores, y allí guardaré todos mis frutos y mis bienes;19y diré a mi alma: Alma, muchos bienes tienes guardados para muchos años; repósate, come, bebe, regocíjate. 20Pero Dios le dijo: Necio, esta noche vienen a pedirte tu alma; y lo que has provisto, ¿de quién será? 21Así es el que hace para sí tesoro, y no es rico para con Dios.) Bien se dijo una vez que existen tres cosas que al hombre le hacen gran daño: El Poder, la Gloria y las riquezas. Cuando el hombre siente tener el poder mediante las riquezas, este tiene a vanagloriarse y a envanecerse en su mismo. Es por eso que cuando una persona llega a lograr ciertos triunfos en la vida, se siente seguro y confiado en si mismo. Y cuando decide hacer planes, se siente seguro de llevar a cabo todos sus planes sin tomar en cuenta a Dios (Stg.4: 13¡Vamos ahora! los que decís: Hoy y mañana iremos a tal ciudad, y estaremos allá un año, y traficaremos, y ganaremos; 14cuando no sabéis lo que será mañana. Porque ¿qué es vuestra vida? Ciertamente es neblina que se aparece por un poco de tiempo, y luego se desvanece. 15En lugar de lo cual deberíais decir: Si el Señor quiere, viviremos y haremos esto o aquello. 16Pero ahora os jactáis en vuestras soberbias. Toda jactancia semejante es mala; 17y al que sabe hacer lo bueno, y no lo hace, le es pecado.) Hoy en día muchas personas creen estar bien sin Dios en sus vidas. Como el caso que esta pasando precisamente en la ciudades de Dallas y Fort Worth, en donde cierto grupo de ateístas llamados Coalition of Reason pagaron para que en una compañía de transporte publico se pusieran anuncios con este mensaje: “Millones de personas esta bien sin Dios” Haber si siguen pensado así cuando la aflicción de la vida misma, les llegue en su vida. Porque todo aquel que se enaltece, Dios lo humilla (Mt.23:12)

Si nosotros hemos logrado ciertos triunfos en la vida, tengamos mucho cuidado que nuestro corazón no se envanezca hnos. Porque lo que en un tiempo nos fue de gran bendición, se puede convertir en perdición y en maldición. Tal y como les estaba pasando a los hnos de la Dispensación (Stg.5: 1¡Vamos ahora, ricos! Llorad y aullad por las miserias que os vendrán. 2Vuestras riquezas están podridas, y vuestras ropas están comidas de polilla. 3Vuestro oro y plata están enmohecidos; y su moho testificará contra vosotros, y devorará del todo vuestras carnes como fuego. Habéis acumulado tesoros para los días postreros. 4He aquí, clama el jornal de los obreros que han cosechado vuestras tierras, el cual por engaño no les ha sido pagado por vosotros; y los clamores de los que habían segado han entrado en los oídos del Señor de los ejércitos. 5Habéis vivido en deleites sobre la tierra, y sido disolutos; habéis engordado vuestros corazones como en día de matanza. 6Habéis condenado y dado muerte al justo, y él no os hace resistencia)

Esto nos enseña que si nuestro Dios nos ha colmado de bendiciones, es para que a través de ellas, podamos servirle mejor y para poder ser una bendición también para los que están siendo atribulados por la aflicción de la vida y no para que nos convirtamos en personas egoístas y codiciosas (Stg.1: 27La religión pura y sin mácula delante de Dios el Padre es esta: Visitar a los huérfanos y a las viudas en sus tribulaciones, y guardarse sin mancha del mundo.) Afortunadamente existen hnos que aun que no viven en la abundancia de los bienes, se preocupan por los hnos que están en aflicción, y más aun por el bienestar de la Obra del Señor. Pero así como existen buenos hnos que son sensibles al sufrimiento de los demás, así también existen hnos que ni son sensibles y ni se inmutan ante el dolor y la aflicción de los demás.   

Si hoy en día, nos estamos sintiendo tristes y desconsolados por la frustración de nuestros propósitos; ¿No será porque no hemos tomado en cuenta a nuestro Dios en nuestros planes? ¿No será porque estamos pidiendo mal, pensando no mas para nosotros y para los que están en aflicción? (Stg.4:3) Si en verdad deseamos que nuestros planes no vengan a ser frustrados y después estar en aflicción por ello; tomemos mas en cuenta a nuestro Dios en todos nuestros planes y proyectos. Pues de no ser así, entonces jamás estaremos listos para combatir contra la aflicción y mucho menos para triunfar en la vida. Recuerde lo que bien dice el Apóstol Pablo en (Fil.4:13 Todo lo puedo en Cristo que me fortalece) 

 

C) El Sufrimiento de la Desintegración familiar (Stg.4: 1¿De dónde vienen las guerras y los pleitos entre vosotros? ¿No es de vuestras pasiones, las cuales combaten en vuestros miembros? 2Codiciáis, y no tenéis; matáis y ardéis de envidia, y no podéis alcanzar; combatís y lucháis, pero no tenéis lo que deseáis, porque no pedís. 3Pedís, y no recibís, porque pedís mal, para gastar en vuestros deleites. 4¡Oh almas adúlteras! ¿No sabéis que la amistad del mundo es enemistad contra Dios? Cualquiera, pues, que quiera ser amigo del mundo, se constituye enemigo de Dios.)

 

1)      Cuando hablamos de la Desintegración familiar, prácticamente nos estamos refiriendo al rompimiento de las relaciones, ya sea entre el esposo con la esposa, o los padres con los hijos o diciversa, o aun también entre los propios hnos. De hecho la desintegración no solamente se puede llegar a efectuar a través de discusiones y desacuerdos. También se puede presentar en una forma pasiva. Es decir, cuando tanto el padre como la madre están sumamente ocupados en sus cosas como la televisión o los deportes o películas, mientras que los hijos también lo están bien sumergidos en el Internet, o en el celular o con sus amistades.

Pero en si, la desintegración que mas afecta a la familia es la que se lleva a cabo  mediante la forma agresividad. Una Agresividad que comúnmente suele surgir mediante el intenso deseo de la codicia (Epithumia= Poner sobre nuestra mente; Un intenso deseo por lo prohibido) Cuando una persona es atrapada por el mal sentimiento de la codicia, es capas hasta matar a su propia familia (Prv.1:16Porque sus pies corren hacia el mal y van apresurados a derramas sangre. 17 Porque en vano se tendera la red ante los ojos de las aves. 18 Pero ellos a su propia sangre ponen asechanzas, y a su alma tienden lazo. 19 Tales son las sendas de todo el que es dado a la codicia, la cual quita la vida de sus poseedores. básicamente cuando el padre o la madre o aun los hijos se aferran apasionadamente por obtener lo deseado, y las condiciones y los demás se oponen al deseo, ya sea del padre o de la madre o de uno de los hijos, empiezan los pleitos y las contiendas. Las cuales vienen a romper con la poca relación o la poca armonía que existía, ya sea, entre los cónyuges o en los hijos o en toda la familia. Rompimiento que en algunas ocasiones suele terminar en funesta desgracia. Como el caso del hijo que debido a su vicio por las drogas mato a su propia madre (Dallas)

 

2)      Démonos cuenta cuan importante es que tomemos con seriedad la advertencia que nuestro Señor Jesucristo nos hace en relación a la avaricia (Pleonexia) (Lc.12: 15Y les dijo: Mirad, y guardaos de toda avaricia; porque la vida del hombre no consiste en la abundancia de los bienes que posee.) Lamentablemente aquellas personas que no han tomado muy en cuenta la advertencia de nuestro Señor Jesucristo han caído en terribles y funestas desgracias Tal y como dice  (1ºTim.6: 9Porque los que quieren enriquecerse caen en tentación y lazo, y en muchas codicias necias y dañosas, que hunden a los hombres en destrucción y perdición; 10porque raíz de todos los males es el amor al dinero, el cual codiciando algunos, se extraviaron de la fe, y fueron traspasados de muchos dolores.) Como en el caso de Lot que por su codicia y avaricia fue a parar en lugares terriblemente peligrosos como sodoma y gomora (Gn.13:5-13) O como en el caso del rey David que por dejarse llevar por un intenso deseo prohibido fue victima de su propia codicia (2ºSam.11 y 12)

 

3) Tristemente muchos cristianos y no cristianos, por no saber como combatir contra las aflicciones de la vida, han llegado a sucumbir ante ellas, para después sufrir la terrible desintegración familiar. Desintegración que NO solamente se debe a una codicia hacia el dinero; También la Desintegración familiar puede llegar a efectuarse cuando la familia se encamina hacia los placeres de los demás (Sal.73: 1Ciertamente es bueno Dios para con Israel,Para con los limpios de corazón.2En cuanto a mí, casi se deslizaron mis pies;Por poco resbalaron mis pasos.3Porque tuve envidia de los arrogantes,Viendo la prosperidad de los impíos.4Porque no tienen congojas por su muerte,Pues su vigor está entero.5No pasan trabajos como los otros mortales,Ni son azotados como los demás hombres. 6 Por tanto, la soberbia los corona; Se cubren de vestido de violencia. 7Los ojos se les saltan de gordura; Logran con creces los antojos del corazón. 8Se mofan y hablan con maldad de hacer violencia; Hablan con altanería. 9Ponen su boca contra el cielo, Y su lengua pasea la tierra.) Asaf, a parte de que fue el músico del rey David, fue un hombre que vivió consagrado a nuestro Dios. Sin embargo, siendo un hombre santo, no estuvo excluido de las provocaciones de los deleites de los pecadores. Esto nos enseña que cualquier persona y más aun los siervos de nuestro Dios, estamos expuestos a ser provocados por los placeres que los demás disfrutan. Pero lo más triste del asunto es que cuando no sabemos como evadir una tentativa tan fuerte, somos fácilmente seducidos por el placer del pecado. Como el caso mismo del rey David con la esposa de Urias eteo (1ºSam.11) ¿A caso el rey David, no era un hombre consagrado a Dios y poderoso en la fe? ¡Por supuesto que si! Pero lamentablemente eso no impidió que cayera en semejante transgresión hacia Dios. Si los grandes siervos de nuestro Dios cayeron en los deseos de la carne, lo mismo también nos puede pasar a nosotros si somos más débiles en la fe, o si no estamos preparados para combatir contra las aflicciones de la vida. O como en el caso mismo de aquel que fue un gran colaborador y participante del evangelio del Señor juntamente con el apóstol Pablo, llamado Demás que por su preferencia y estimación a los placeres del mundo, no solamente abandono al apóstol Pablo, si no también a nuestro Señor Jesucristo y por ende, a su propia salvación (2ºTim.4:10) O como en el caso de los hnos que vivían en la ciudad de Efeso, que en vez de estar mas dedicados en su renovación del espíritu,(Efe.4:23,24)  se estaban dedicando mas a vivir conforme a los deseos engañosos de la carne, lo mismo que los demás gentiles (Efe.4: 17Esto, pues, digo y requiero en el Señor: que ya no andéis como los otros gentiles, que andan en la vanidad de su mente, 18teniendo el entendimiento entenebrecido, ajenos de la vida de Dios por la ignorancia que en ellos hay, por la dureza de su corazón; 19los cuales, después que perdieron toda sensibilidad, se entregaron a la lascivia para cometer con avidez toda clase de impureza. 20Mas vosotros no habéis aprendido así a Cristo, 21si en verdad le habéis oído, y habéis sido por él enseñados, conforme a la verdad que está en Jesús. 22En cuanto a la pasada manera de vivir, despojaos del viejo hombre, que está viciado conforme a los deseos engañosos, 23y renovaos en el espíritu de vuestra mente, 24y vestíos del nuevo hombre, creado según Dios en la justicia y santidad de la verdad.)  

Lo más triste del asunto, es que actualmente, muchos cristianos están abandonando también a nuestro Señor Jesucristo porque están siendo seducidos por placeres y deleites que una vida mundana y corrompida por el pecado, (Comentar sobre los dos cazadores de conejos) Así mismo, muchos hogares cristianos están siendo destruidos por causa de los deseos de la carne como las borracheras, las adicciones a las drogas y por las fornicaciones. Sin embargo, si en verdad deseamos conservar nuestro matrimonio y nuestro hogar en un ambiente sano y prospero en la Bendición de nuestro Dios, tenemos que aprender como combatir contra las aflicciones y las tentaciones de la vida, si es que no queremos ver algún día, desintegrada y destruida nuestra familia y nuestro hogar. ¿Con que podemos combatir contra las aflicciones de la vida para no ser destruidos por ellas?

 

XII. ¿CUALES SON LAS ARMAS QUE NUESTRO DIOS NOS DA PARA PODER COMBATIR CONTRAS LAS AFLICCIONES DE LA VIDA? (EFE.6:10-20)         

 

A)  En primer lugar; Si nuestro Dios nos hace saber quien es en realidad nuestro principal enemigo, es para que no lo confundamos con el hombre mismo.En si, nuestra lucha es contra satanaz y sus huestes espirituales de maldad (Vrs.12) Al hombre que vive en el engaño de la mentira, tenemos que rescatarlo de allí y traerlo a los pies de nuestro Señor Jesucristo (2ºCor.10:4-6; 1ºPd.3:15) Si nuestra lucha es contra huestes espirituales de maldad, es obvio que nuestras armas tengan que ser también espirituales, como bien lo señala el mismo apóstol Pablo en (2ºCor.10:4) Y las armas que nuestro Dios nos ha provisto, es para que a través de ellas mismas podamos sentirnos fuertes y sumamente confiados en la Persona misma de nuestro Señor Jesucristo y en el Poder de su fuerza.

 

1. Es por eso que la primer fuente de fuerza que deberíamos tomar muy en cuenta es: Nuestra estadía o permanencia en Cristo Jesús Señor nuestro (Efe.6:10) De hecho la frase: “Fortaleceos en El Señor” en el texto original esta escrita de esta forma: “Robusteceos en El Señor” Y la palabra “Robusteceos” (Endunammo) significa: “Estar enteramente fortalecido o en Poder” Pues aun la misma palabra: “Robustecer” señala una condición de fuertes miembros y firme salud, denotando así, fortaleza, vigor y firmeza. Así como los fisiculturistas, que para poder tener un cuerpo perfectamente atlético y musculoso, no dejan de ir al gimnasio todos los días. Así mismo el cristiano, si realmente desea sentirse fortalecido espiritualmente, tiene que estar siempre en el lugar adecuado para estarse fortaleciendo constantemente y espiritualmente que en el Cuerpo de Cristo, que es la Iglesia (Efe.6:10)

 

2. ¿Quiénes fueron los que en el pasado fueron grandemente fortalecidos por nuestro Dios y vencieron en sus luchas contra el enemigo?  Los ejemplos serán presentados por nuestro hno Joe Flores.

 

3. Y si nosotros como cristiano, deseamos también vencer a nuestros enemigos así como lo hicieron en el pesado estos siervos de nuestro Dios; ¿Qué tenemos que hacer?

a) Tenemos que estar constantemente en el Cuerpo de nuestro Señor Jesucristo que es la Iglesia del Señor (Efe.6:10 Por lo demás hnos míos, fortaleceos en el Señor y en el poder de su fuerza)

 

 

b) Precisamente nuestro Señor Jesucristo se ocupo de poner los elementos básicos para su iglesia fuera fortalecida mediante la edificación de su Palabra (Efe.4: 11Y él mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; a otros, pastores y maestros, 12a fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo, 13hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo; 14para que ya no seamos niños fluctuantes, llevados por doquiera de todo viento de doctrina, por estratagema de hombres que para engañar emplean con astucia las artimañas del error, 15sino que siguiendo la verdad en amor, crezcamos en todo en aquel que es la cabeza, esto es, Cristo, 16de quien todo el cuerpo, bien concertado y unido entre sí por todas las coyunturas que se ayudan mutuamente, según la actividad propia de cada miembro, recibe su crecimiento para ir edificándose en amor.) Lamentablemente muchos cristianos no están procurando su fortalecimiento espiritual porque no asisten con regularidad a la Iglesia. Y debido a ellos, muchos hogares cristianos están siendo consumidos por las adversidades y las aflicciones de la vida.

 

d) Es por eso que El Espíritu Santo nos advierte mediante la Escrituras dejemos de congregarnos (Heb.10:25 No abandonando a la congregación, como algunos tiene esa costumbre, si no exhortarnos y tanto mas, cuando vemos que el día del Señor se acerca)

 

B) La Segunda fuente de fuerza que nuestro Dios nos a provisto, es El Poder de su Fuerza (Efe.6:10)

1. De hecho, la palabra “Poder” en esta ocasión, NO es la palabra “Dunamis= Poder de gran capacidad de elaboración” en esta ocasión es: “Kratos= fuerza activa” Señalando así que toda nuestra fuerza y vigor se origina de la Misma fuerza que nos provee nuestro Señor Jesucristo. Así como toda la energía que recibe la tierra por el sol. Así también nuestra fuerza se origina de la fuerza del Señor Jesús.  Toda esa fuerza esta contenida prácticamente en la Armadura  que nuestro Dios nos provee mediante la Palabra de nuestro Señor Jesucristo (Efe.6:11) La palabra “Armadura” (Panoplia= Toda arma) y este termino lo usaban los griegos para referirse: “Al equipo completo utilizado por la infantería pesada del ejercito” Dios sabe que nuestra lucha NO es contra un enemigo pequeño, débil, y fácil de vencer. Es por eso que nos ha provisto de una armadura sumamente especial para que el único resultado que obtengamos al final de nuestra batalla, sea la victoria (Rom.8: 37Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó. 38Por lo cual estoy seguro de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni lo por venir, 39ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro.)  Sin embargo, para que podamos ser mas que vencedores, tenemos que echar mano de las Armas que nuestro Dios, como: “El cinto de la Verdad” (Efe.6:14 Estad, pues, firmes, ceñidos vuestros lomos con la Verdad, y vestidos con la coraza de la Justicia)

 

 

 

 

 

2. Nuestro hno Joe Flores, no estará explicando un poco mas referente al hecho de: “Ceñirse los lomos con la Verdad” Y nos dará un ejemplo de ello. Y un comentario adicional de mi parte:La palabra: “Ceñirse” (Perizonnumi= fajarse alrededor de uno mismo) para tener una mayor movilidad al proveer un servicio (Lc.17: 7¿Quién de vosotros, teniendo un siervo que ara o apacienta ganado, al volver él del campo, luego le dice: Pasa, siéntate a la mesa? 8¿No le dice más bien: Prepárame la cena, cíñete, y sírveme hasta que haya comido y bebido; y después de esto, come y bebe tú? 9¿Acaso da gracias al siervo porque hizo lo que se le había mandado? Pienso que no. 10Así también vosotros, cuando hayáis hecho todo lo que os ha sido ordenado, decid: Siervos inútiles somos, pues lo que debíamos hacer, hicimos)  Algunos ejemplos de consideración: David (2ºSam.22:40; Sal.18:32)

 

3. Es por eso que todos nosotros como cristianos y soldados del Señor, tenemos que estar bien sujetos a la Palabra de nuestro Dios, listos para servirle obedientemente (1ºPd.1: 13Por tanto, ceñid los lomos de vuestro entendimiento, sed sobrios, y esperad por completo en la gracia que se os traerá cuando Jesucristo sea manifestado; 14como hijos obedientes, no os conforméis a los deseos que antes teníais estando en vuestra ignorancia; 15sino, como aquel que os llamó es santo, sed también vosotros santos en toda vuestra manera de vivir; 16porque escrito está: Sed santos, porque yo soy santo.)  Démonos cuenta de que una de las armas que nuestro Dios nos da para poder combatir contras las adversidades y las aflicciones de la vida es: Su Verdad (Jn.17:17 Santifícalos en tu Verdad, tu Palabra es Verdad)   

 

4. Lamentablemente muchos cristianos por no tomar con seriedad su preparación mental y espiritual, les a paso lo que nuestro Dios nos advertía en su Palabra (Efe.4: 14para que ya no seamos niños fluctuantes, llevados por doquiera de todo viento de doctrina, por estratagema de hombres que para engañar emplean con astucia las artimañas del error)  Y debido a ello, han caído en las aflicciones de la vida. ¿Qué tan preparados estamos con la Verdad de nuestro Dios? Si no nos estamos  preparando mentalmente y espiritualmente con la Verdad de nuestro Dios, créalo que el candidato mas viable para ser afligido por las adversidades de la vida, seremos nosotros. Mas si así no lo desea, pues hagamos lo que nos dice nuestro Dios en su Palabra (Efe.6:14 Estad, pues, ceñidos vuestros los lomos con la Verdad, y vestidos con la coraza de la Justicia)

 

5. Otra de las Armas que nuestro Dios nos da para poder combatir contra las Aflicciones de la vida, se encuentra precisamente en (Efe.6:14 Estad, pues, firmes, ceñidos vuestros lomos con la verdad, y vestidos con la coraza de la Justicia) Y el arma en la cual nos estaremos enfocando es: “La Coraza de la Justicia” La palabra “Coraza” (Thorax) prácticamente era la cota de muralla que servia como una arma de protección a un soldado romano, dado a que era de un material de hierro y a la vez algo ligera. Esta Coraza consistía en cubrir tanto del lado frontal como del lado dorsal. También estaba diseñada para poder cubrir desde el cuello hasta la cintura del soldado. Podríamos decir que un soldado sin esta arma de protección, era totalmente vulnerable ante las armas de sus enemigos.  Seguramente que tanto nuestro hno Pablo como los hnos de Efeso, estaban muy bien familiarizados con las armas de los soldados romanos. Pues constantemente los veían. Es por eso que también los hnos de Efeso entendían perfectamente cuan importante y necesario era que ellos también como soldados del Señor, también deberían de portar siempre consigo mismos; La Coraza de la Justicia de nuestro Dios.

Sin embargo, hablando ya en un término figurado, portar o vestir la Coraza de Justicia,  simbólicamente puede referirse al hecho de actuar siempre conforme a la Justicia y del agrado de nuestro Dios, (1ºTes.5: 8Pero nosotros, que somos del día, seamos sobrios, habiéndonos vestido con la coraza de fe y de amor, y con la esperanza de salvación como yelmo)  

* En la parte ilustrativa, nuestro hno José nos estará hablando de algunos ejemplos sobre algunos siervos  que fueron dignos representante de la Justicia de nuestro Dios.

* Así como en el pasado, los siervos de nuestro Dios, agradaron a nuestro Dios por ser siervos de la Justicia, así también nosotros, debemos de esforzarnos en agradar a nuestro Dios mediante su Justicia (Hch.10: 34Entonces Pedro, abriendo la boca, dijo: En verdad comprendo que Dios no hace acepción de personas, 35sino que en toda nación se agrada del que le teme y hace justicia)

 

* Y si nosotros como siervos de Dios nunca se nos olvida de que también somos siervos de la Justicia (Rom.6:17,18) vamos a poder vencer todas las tentaciones y así evitarnos mucho daño a nosotros mismos.

 

* Pero si en algún momento se nos olvida de a quien le pertenecemos y que somos, seguramente que caeremos en el pecado y por consiguiente, en el dolor que ocasiona.

 

* Lamentablemente muchos cristianos, en vez de estarse complaciendo en la Justicia de nuestro Dios, se están complaciendo en las injusticias del pecado (Rom.2:32 quienes habiendo entendido el juicio de Dios, que los que…)

 

* Pero si no deseamos ser merecedores de la muerte, seamos siervos de la Justicia de nuestro Dios, siendo portadores de ella misma (Efe.6:14)            

 

C) La cuarta armadura que nuestro Dios nos da, es: “El Calzado del Evangelio” (Efe.6:15) ¿Qué representa para usted el calzado con el apresto del evangelio?

1. La palabra “Calzado” (Jupodeo= literalmente señala la acción de “Atar debajo” y era aplicable a “Una sandalia Atada debajo del pie”) 

 

2. Y la palabra “Apresto” (Etoimasia) denota una acción mental referente a  “La Disposición y preparación para una causa”

 

3. En si, la frase: “Y calzados los pies con el apresto del Evangelio” prácticamente se esta refiriendo a la entera disposición y preparación que el cristiano debe tener para la predica del evangelio (Mt.28:19-20 Por tanto, id y haced discípulos a todas naciones…)

 

4. Nuestro Señor Jesucristo, siempre mantuvo su mente dispuesta y preparada para combatir contra sus propias aflicciones y contra las aflicciones de los demás ¿Cómo cree que lo haya hecho El Señor? (Pregunta para la audiencia)   

 

a)       Y esto lo podemos ver aun desde su muy temprana edad (Lc.2: 39Después de haber cumplido con todo lo prescrito en la ley del Señor, volvieron a Galilea, a su ciudad de Nazaret. 40Y el niño crecía y se fortalecía, y se llenaba de sabiduría; y la gracia de Dios era sobre él.

52Y Jesús crecía en sabiduría y en estatura, y en gracia para con Dios y los hombres)

 

b) Es por eso que cuando se llego el tiempo en que nuestro Señor Jesucristo tenia que cumplir con todo lo dicho de Él en las Escrituras, El Señor ya estaba mas que dispuesto y preparado para hacer cumplir con la Voluntad de su Padre Celestial (Lc.4: 16Vino a Nazaret, donde se había criado; y en el día de reposo* entró en la sinagoga, conforme a su costumbre, y se levantó a leer. 17Y se le dio el libro del profeta Isaías; y habiendo abierto el libro, halló el lugar donde estaba escrito: 18El Espíritu del Señor está sobre mí, Por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobres; Me ha enviado a sanar a los quebrantados de corazón; A pregonar libertad a los cautivos, Y vista a los ciegos; A poner en libertad a los oprimidos; 19A predicar el año agradable del Señor. 20Y enrollando el libro, lo dio al ministro, y se sentó; y los ojos de todos en la sinagoga estaban fijos en él. 21Y comenzó a decirles: Hoy se ha cumplido esta Escritura delante de vosotros)

 

c) Gracias a que nuestro Señor Jesucristo supo disponer y preparar su mente en las cosas de nuestro Dios, Él supo vencer todas las adversidades y aflicciones de la vida (Jn.16: 33Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo) Prácticamente en la culminación de su ministerio y su vida, nuestro Señor Jesucristo les hace ver a sus discípulos su victoria sobre todas las aflicciones de la vida. Y que si ellos también, aprendían a ser fieles y  obedientes al Padre así como el lo hizo y lo fue, (Heb.5:7,8) vencerían también a todas las aflicciones de la vida. 

 

5. El ejemplo que nuestro Señor nos dejo en su Divina Palabra, no solamente fue para los primeros cristianos, también lo fue para todos los que vendríamos a confiar en Él (Efe.2: 10Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas)

 

a) De hecho una persona antes de convertirse al cristianismo, debió no solamente saber sobre el compromiso que iba adquirir al convertirse al Señor. También debió sentir en su corazón el ferviente deseo de renunciar al pecado y de entregarse por completo a Dios (1ºPd.3: 21El bautismo que corresponde a esto ahora nos salva (no quitando las inmundicias de la carne, sino como la aspiración de una buena conciencia hacia Dios) por la resurrección de Jesucristo,)

 

b) Si todos nosotros como cristianos mantuviéramos nuestra mente mas dispuesta y mas preparada para la Obra de nuestro Dios, seguramente que nuestras vidas, se verían mas bendecidas por nuestro Dios en todos los aspectos de nuestra vida como: En lo espiritual, en lo moral y aun en lo material (Mt.6:33 Mas buscad primeramente el reino de Dios y su Justicia…) Lo maravilloso de esto, es que no solamente nuestras vidas se verían beneficiadas por nuestro Dios, también nuestra comunidad y la sociedad misma en donde nos involucramos, saldría beneficiada con nuestra buena conducta espiritual y moral. Y si logramos hacer esto, el propósito de nuestro Dios se estaría cumpliendo fielmente de acuerdo a su mandamiento (Mt.28:19) Recordemos que la conversión de una persona no siempre principia con la predica del evangelio, si no también con el buen ejemplo del mismo (1ºTim.4:12 Se ejemplo de los creyentes en Palabra, conducta amor, espíritu, fe y pureza)

 

c) Y no solo esto, si no que también podríamos vencer a todas las aflicciones que llegara a nuestra vida. Siempre y cuando confiáramos en nuestro Señor Jesucristo y en su palabra (Jn.16:33 Estas cosas os he hablado…)

 

d) Más si realmente deseamos vencer a las aflicciones de la vida, y mantener nuestra vida en paz, en armonía y bienestar, tenemos que dedicarle más tiempo a nuestra preparación espiritual, para que de esta manera, poder tener una mayor disposición hacia nuestro Dios (Heb.10:25 No dejando…)

 

6) Lamentablemente habemos muchos cristianos que en vez de tener nuestra mente mas dispuesta y mas preparada para la Obra del Señor, cada día somos mas renuentes al Consejo de nuestro Dios. ¿A que cree usted que se deba esto?

 

a) Y esto en muchas ocasiones se debe a que nuestra mente todavía esta habituada al pecado y a los deseos de la carne (Efe.4: 17Esto, pues, digo y requiero en el Señor: que ya no andéis como los otros gentiles, que andan en la vanidad de su mente, 18teniendo el entendimiento entenebrecido, ajenos de la vida de Dios por la ignorancia que en ellos hay, por la dureza de su corazón; 19los cuales, después que perdieron toda sensibilidad, se entregaron a la lascivia para cometer con avidez toda clase de impureza)  

 

b) También porque en otras ocasiones, estamos mas dispuestos a dedicarle mas tiempo a nuestras necesidades materiales que a las espirituales (Col.3:   1Si, pues, habéis resucitado con Cristo, buscad las cosas de arriba, donde está Cristo sentado a la diestra de Dios. 2Poned la mira en las cosas de arriba, no en las de la tierra. 3Porque habéis muerto, y vuestra vida está escondida con Cristo en Dios. 4Cuando Cristo, vuestra vida, se manifieste, entonces vosotros también seréis manifestados con él en gloria.)

 

c) Prácticamente cuando el cristiano pierde la perspectiva de la nueva vida que nuestro Dios le dio mediante nuestro Señor Jesucristo, su vida se vera envuelta en los pecados más crueles y más humillantes de la vida misma (Col.3:5)

 

7) Amados hnos, si en verdad deseamos vencer a las aflicciones de la vida, tenemos que vivir más conforme al evangelio de nuestro Señor Jesucristo. Pues haciendo esto, no solamente estaremos venciendo a las aflicciones de la vida, si no que también nos estaremos encaminando hacia la vida eterna (Rom.8:1 Ahora pues, ninguna…)

 

D) La quinta arma que nuestro Dios nos da para poder combatir a las aflicciones de la vida es: “El Escudo de la Fe” (Efe.6: Sobre todo, tomad el Escudo de la fe, con que podáis apagar los dardos de fuego del maligno)

 

1. Explicación del texto

 

a) La palabra “Escudo” (Thureos) literalmente al inicio esta palabra significaba: Una Piedra la cual era lo suficientemente grande y largo para poder cubrir y proteger la puerta de una cueva. Después esta palabra se utilizo para referirse al escudo que un soldado romano usaba para la protección de su cuerpo en las batallas.

 

b) Pero ya en hablando en una forma metafórica, esta palabra vino a resaltar a la excelente protección que le brinda la fe al cristiano. Una fe en la cual no solo se puede referirse a la convicción y certeza en el cristiano. Si no mas aun a la convicción y a la certeza que provee la Sana Doctrina de nuestro Señor Jesucristo.

 

c) Y recordemos que una de las principales causas que hacen que el cristino se vea envuelto en las aflicciones de la vida, es precisamente su incredulidad en la Palabra de Dios. Incredulidad que es producida mediante el engaño del diablo (Gn.3; Heb.3:12, 13 Mirad, hermanos, que no haya en ninguno de vosotros corazón malo de incredulidad para apartarse del Dios vivo; 13antes exhortaos los unos a los otros cada día, entre tanto que se dice: Hoy; para que ninguno de vosotros se endurezca por el engaño del pecado.)    

 

d) Cuando el cristiano NO sabe utilizar su fe doctrinal como un escudo para su protección, cuando no aprende mediante el conocimiento de la Palabra de nuestro Dios como valerse de ella misma para defenderse de las artimañas del error, siempre será un niño inmaduro e inconstante en la fe del Señor (Efe.4:14) Es por eso que muchos cristianos y muchas personas también, se ven envueltos en las adicciones destructivas, para después verse en terribles sufrimientos a causa de tantos problemas creados por las mismas confusiones y desviaciones de su mente. Comentar sobre la bebida social

 

e) Démonos cuenta, cuan importante es que toda persona aprenda de la Sana Doctrina del Señor para que pueda mantenerse en pie delante de las adversidades y las aflicciones de la vida (1ºPd.2:1-2 Desechando, pues, toda malicia, todo engaño, hipocresía, envidias, y todas las demás detracciones, desead como niños reciben nacidos la leche espiritual no adulterada, para que por ella crezcáis para salvación)     

 

2. La Ilustración mediante los ejemplos de aquellos que el pasado, lucharon contra las adversidades y aflicciones de la vida

 

a) Como en el caso de Moisés cuando tuvo que defender la Verdad de Dios contra los de Core y todo su sequito (Num.16)

 

b) Como en el caso del Profeta Jeremías contra el falso profeta Hananias (Jer.28)  

 

c) Más aun en el caso mismo de nuestro Señor Jesucristo contra satanás (Mt.4:1-11)

    

d) Prácticamente estos siervos de nuestro Dios y aun nuestro Señor Jesucristo, supieron usar su Fe Doctrinal como un Escudo Protector para su salvación y para la salvación de los demás

 

3. La aplicación para nuestros tiempos: Si en verdad, deseamos salir victoriosos de las aflicciones y las adversidades de la vida y tener como “Un Verdadero Escudo”nuestra fe; como dice el apóstol Pablo en (Efe.6:16)

 

a) Tenemos que quitar renunciar a los deseos de la carne, y enfocarnos mas en la palabra de nuestro Dios (1ºPd.2:1-3 Desechando, pues, toda malicia, todo engaño, hipocresía, envidias y todas las demás detracciones, (chismes) Desead como niños recién nacidos, la leche espiritual no adulterada, para que por ella crezcáis para salvación, si es que habéis gustado de la benignidad del Señor) Tristemente hoy en día, mucha gente esta sufriendo a consecuencias de enfermedades originadas por las adicciones y los vicios de los placeres del mundo. Y no solo la gente común, también cristianos, que es aun más lamentable. (1ºTim.6:9, 10 Porque los que quieren enriquecerse caen en tentación y en lazo, y en muchas codicias necias y dañosas que hunden a los hombres en destrucción y perdición. Porque raíz de todos los males es el amor al dinero, el cual, codiciando algunos, se extraviaron de la fe, y fueron traspasados de muchos dolores) 

 

b) Tenemos que dedicarle mas tiempo a nuestro crecimiento de la fe en el conocimiento de Dios (2ºPd.1: 5vosotros también, poniendo toda diligencia por esto mismo, añadid a vuestra fe virtud; a la virtud, conocimiento; 6al conocimiento, dominio propio; al dominio propio, paciencia; a la paciencia, piedad; 7a la piedad, afecto fraternal; y al afecto fraternal, amor. 8Porque si estas cosas están en vosotros, y abundan, no os dejarán estar ociosos ni sin fruto en cuanto al conocimiento de nuestro Señor Jesucristo. 9Pero el que no tiene estas cosas tiene la vista muy corta; es ciego, habiendo olvidado la purificación de sus antiguos pecados. 10Por lo cual, hermanos, tanto más procurad hacer firme vuestra vocación y elección; porque haciendo estas cosas, no caeréis jamás. 11Porque de esta manera os será otorgada amplia y generosa entrada en el reino eterno de nuestro Señor y Salvador Jesucristo.)  Desafortunadamente hoy en día, la gente prefiere dedicarle más tiempo a otras cosas menos al conocimiento de Dios. Y lo más triste es que también muchos cristianos están haciendo lo mismo. Después nos quejamos del porque estamos sufriendo ante nuestro Dios.    

 

c) Tenemos que cuidarnos hasta de uno mismo para no desviarnos de la Sana Doctrina (1ºTim.4:16 Ten cuidado de ti mismo y de la doctrina; persiste en ello, pues haciendo esto, te salvaras a ti mismo y a los que te oyeres) Esta cita sirve como un detonante o como un regulador para todos los que dedicamos a estudiar la Biblia, tengamos mucho cuidado en las conclusiones que llegamos. Si no nos cuidamos, podemos ser tropiezo para los demás.

 

E) La Sexta Arma que nuestro Dios nos da para combatir a las aflicciones de la vida es: “El Yelmo de la Salvación” (Efe.6:17 Y tomad el  Yelmo de la Salvación, y la Espada del Espíritu, que es la Palabra de Dios)

 

1. La explicación de la frase: “El Yelmo de la Salvación” 

a) Literalmente la palabra “Yelmo” (Perikafalaia = Alrededor de la cabeza) señalando así a un casco que servia de protección para la cabeza. Al principio este casco era de cuero. Pero más tarde se empezaron a elaborar de hierro y de bronce. Como el casco que iba a usar el rey David cuando peleo contra el gigante Goliat  (1ºSam.17:38) Conforme pasaba el tiempo, el yelmo se fue perfeccionando mas para que sirviera de gran protección a los soldados romanos.

 

b) Es por eso que el apóstol Pablo haciendo una comparación entre el cristiano y las armas de un soldado, nos hace ver cuan importante es también para nosotros el estar bien protegidos con el Yelmo de nuestro Salvación (Efe.6:17)

 

c) Esta frase: “El Yelmo de nuestra salvación” básicamente se refiere a la promesa y a la esperanza de nuestra Salvación, que nuestro Dios nos ha dado mediante nuestro Señor Jesucristo. (1ºTes.5:8 Pero nosotros, que somos del día, seamos sobrios, habiéndonos vestido con la coraza de fe y de amor, y con la esperanza de salvación como yelmo) Y debemos siempre de mantenerla en nuestra mente como una arma bien sólida y sumamente impenetrable. Para que de esta manera, podamos apagar todos los dardos que el maligno nos envía constantemente a nuestra mente (Efe.6:16)

 

                        2. La Ilustración de la frase

En el Antiguo Testamento existieron siervos de nuestro Dios que se valieron  de la Esperanza de la Salvación de nuestro Dios para derrotar sus adversarios

 

a) Como en el caso del rey David contra Goliat (1ºSam.17: 45Entonces dijo David al filisteo: Tú vienes a mí con espada y lanza y jabalina; mas yo vengo a ti en el nombre de Jehová de los ejércitos, el Dios de los escuadrones de Israel, a quien tú has provocado. 46Jehová te entregará hoy en mi mano, y yo te venceré, y te cortaré la cabeza, y daré hoy los cuerpos de los filisteos a las aves del cielo y a las bestias de la tierra; y toda la tierra sabrá que hay Dios en Israel. 47Y sabrá toda esta congregación que Jehová no salva con espada y con lanza; porque de Jehová es la batalla, y él os entregará en nuestras manos)

 

b) Como en el caso del rey Ezequías cuando fue amenazado por el Rabsaces (General mayor del ejercito de Asiria) (2º Reyes 19: 15Y oró Ezequías delante de Jehová, diciendo: Jehová Dios de Israel, que moras entre los querubines, sólo tú eres Dios de todos los reinos de la tierra; tú hiciste el cielo y la tierra. 16Inclina, oh Jehová, tu oído, y oye; abre, oh Jehová, tus ojos, y mira; y oye las palabras de Senaquerib, que ha enviado a blasfemar al Dios viviente. 17Es verdad, oh Jehová, que los reyes de Asiria han destruido las naciones y sus tierras; 18y que echaron al fuego a sus dioses, por cuanto ellos no eran dioses, sino obra de manos de hombres, madera o piedra, y por eso los destruyeron. 19Ahora, pues, oh Jehová Dios nuestro, sálvanos, te ruego, de su mano, para que sepan todos los reinos de la tierra que sólo tú, Jehová, eres Dios)  

 

 

3. Actualmente ¿De que se quiere valer el cristiano o la persona para luchar contra las aflicciones de la vida?

 

a) Se quiere valer de sus propios pensamientos o conjeturas respecto a los mandamientos de nuestro Dios (Isa.55:6-8)

 

b) Se quiere valer de los recursos del mundo, como los son: La Adivinación, la hechicería, la brujería, ect, ect.     

 

4. Aplicación a nuestro tiempo: Si nosotros deseamos vencer a las adversidades y a las tribulaciones de la vida, ¿Qué tenemos que hacer para lograrlo? Tenemos que tomar nuestra salvación como nuestra propia protección (Efe.6:17 Tomad el yelmo de la Salvación, y la espada del Espíritu Santo, que es la palabra de Dios)

 

a) La manera de cómo podemos armar bien nuestra mente con el yelmo de la Salvación es: “Guardando muy bien nuestro corazón en el temor a nuestro Dios” (Fil.2: 12Por tanto, amados míos, como siempre habéis obedecido, no como en mi presencia solamente, sino mucho más ahora en mi ausencia, ocupaos en vuestra salvación con temor y temblor, 13porque Dios es el que en vosotros produce así el querer como el hacer, por su buena voluntad)  

 

b) Otra de las maneras de cómo podemos amar bien nuestra mente con nuestra salvación es: “Obrando conforme a los Pensamientos y las intenciones de nuestro Señor Jesucristo” (Fil.2: 5Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús, 6el cual, siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse, 7sino que se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres; 8y estando en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz. 9Por lo cual Dios también le exaltó hasta lo sumo, y le dio un nombre que es sobre todo nombre, 10para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla de los que están en los cielos, y en la tierra, y debajo de la tierra; 11y toda lengua confiese que Jesucristo es el Señor, para gloria de Dios Padre)  

 

c) Otra de las maneras de cómo podemos armar bien nuestra mente con la Salvación de nuestro Dios es: “Pensando y obrando conforme al Espíritu de nuestro Dios” (Rom.8:1 Ahora pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús, los que no andan conforme a la carne, si no conforme al Espíritu de Dios)

 

                       

4. ¿Que pude pasar si el cristiano no arma con el yelmo de la Salvación y no protege su corazón?

 

a) Los dardos de fuego (que son las tentaciones y las provocaciones) que le envíe satanás a su corazón, harán grandes estragos en su vida

 

                        b) Para después ser fácilmente seducido por el pecado y perecer en él (Stg.1:13-15)

 

 

 

 

            F) La Séptima Arma que nuestro Dios nos da es: “La Espada del Espíritu” (Efe.6:17)

 

1. La palabra griega para referirse a la “Espada” es: “Machairan”= y literalmente se refiere a: “Una hoja de metal o de hirro” (en ocasiones era de bronce) También tenia la forma de ser de dos filos, con los cuales podía amputar y atravesar el cuerpo humano sin ninguna dificultad (Heb.4:12)

 

2. Todas las armas que hasta este momento hemos mencionado en la Palabra de nuestro Dios, (El Cinto de la Verdad, La Coraza de la Justicia, El Calzado del Evangelio y El Escudo de la Fe) han sido especialmente para: “La Defensa del cristiano”

 

3. Pero el Arma de la Espada que figurativamente es: “La Palabra de Dios” viene siendo precisamente “El Arma con la cual el cristiano debe contra atacar” dado a que es: “Una Arma especialmente para la ofensiva”

 

4. ¿La Espada que es la Palabra de Dios, tenia algún simbolismo en el Antiguo Testamento?

 

a) Simbolizaba el Juicio de Dios (Dtr.32:41)

 

                                    b) Simboliza un instrumento de Alabanza para nuestro Dios (Sal.149:6)

 

c) En el Nuevo Testamento, simboliza el Juicio de Dios a toda la humanidad (Ro.13:1-4)   

 

d) ¿Podemos decir que hoy en día, nosotros como cristianos, debemos juzgar a las personas con la Palabra de Dios? (Jn.12:44-49)

 

5. ¿Quiénes fueron en el pasado, los siervos de Dios que tomar como Arma la Palabra de Dios? (El Hno Flores)

 

a) ¿En sus tiempos hno; existían ciertas complicaciones para que los cristianos de aquella época se pudieran valer de la Palabra de Dios?

 

                                    b) ¿Qué hacían los hnos para poder tener en sus vidas la Palabra de Dios?

 

6. Si nosotros como cristianos, nos preparamos en la Palabra de Dios…

 

a) Vamos adquirir Sabiduría (Prv.18: 15El corazón del entendido adquiere sabiduría; Y el oído de los sabios busca la ciencia. (Stg.1:5)

 

b)      Vamos adquirir Poder (Efe.6:10; 2ºTim.1:7)

 

c)   Vamos adquirir perfección en todo lo que hagamos (2ºTim.3:16,17) 

 

 

 

 

 

Aparte de las Armas que nuestro Dios nos da, también tenemos…

 

XIII. Dos recursos con los que podemos contar para asegurar nuestro triunfo sobre las adversidades y las aflicciones de la vida, como los son: La Oración y Persistencia en El Espíritu.  (Efe.6:18-21)

           

A) La complementación entre las Armas que nuestro Dios nos da y la oración y la Persistencia en el Espíritu, bien podrían ser una combinación fatal contra todas las huestes de maldad (Efe.6:18)

 

1. Démonos cuenta de cuan importante es que todas las armas que nuestro Dios nos da, y aun la oración y la Persistencia se utilicen estando dentro del propósito de nuestro Dios y conforme a su Santo Espíritu.

 

2. Pues de lo contrario, si las armas y la oración y nuestra persistencia, no están siendo usadas como lo manda nuestro Dios, en vano resultara todo nuestro esfuerzo

 

B) Prácticamente todo lo que el cristiano hace, se debe hacer con el Amor y el Celo de nuestro Dios y nunca con el corazón del hombre.

 

1. El Apóstol Pablo decía que si todo lo que él hacia, lo hacia sin el verdadero Amor, en vano resulta todo (1ºCor.13:1-8)

 

2. También el apóstol Pedro les decía a los hnos de la diáspora, que la Paciencia y la Salvación de nuestro Dios no se debían aprovechar para el mal, si no mas bien, para el bien (2ºPd.3:9 El Señor no retarda su promesa, según algunos la tienen por tardanza, sino que es paciente, no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento)

 

C)    Y si todos nosotros, deseamos que tanto El Armadura que nuestro Dios juntamente con la Oración y la Persistencia funcionen,

 

1. Tenemos que hacer morir en nosotros el pecado y todo lo que nos estorbe para servir dignamente a nuestro Dios (Efe.4:22-24)

 

  1. 2.      Tenemos que obrar siempre en Cristo (Efe.6:10)

 

  1. 3.      Tenemos que obrar siempre en El Espíritu Santo (Efe.6:18)

 

  1. 4.      De esta manera también podremos decir lo mismo que el Apóstol Pablo, (Fil.4:13 Todo lo puedo en Cristo, que me fortalece)

 

CCC: En síntesis, podríamos decir hnos y amigos: Que si realmente deseamos vencer a todas las adversidades y aflicciones de la vida, solamente estando en nuestro Señor Jesucristo podremos lograrlo, porque sin Él nada podemos hacer (Jn.15:5)                       

           

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s