Los Grandes Alicientes del Cristiano

“LOS GRANDES ALICIENTES DEL CRISTIANO”

(APC.2:8-11)

 Pro: Si nuestro Dios nos dejo escritas, Palabras que serian de gran aliento para nosotros, fue para que a través de ellas, pudiéramos mantener nuestra fe y nuestro gozo en al Salvación.

 Ob.: Y si nosotros como cristianos y como religiosos, deseamos algún día alcanzar las bendiciones eterna de nuestro Dios, tenemos que valernos de ellas valientemente.

 In: ¿Sabe usted cuales son los grandes alicientes que nuestro Dios nos ha dejado en su Palabra?

 A) Si nosotros no los conocemos; ¡Estamos perdidos!! Y tal vez esta sea una de las grandes causas por las cuales muchos cristianos se han desalentado y han abandonado la fe y el reino de nuestro Dios.

 B) ¿Cómo empieza su vida el cristiano cuando acaba de nacer? (Hch.8:39) Pero después en ocasiones el gozo empieza a desaparecer por diferentes causas (Lc.8:4-15)

 C) Muchos cristianos han iniciado su nueva vida muy entusiastas y animados en las cosas del Señor. Pero lamentablemente muchos cristianos ya mayores que él, empiezan a ser tropiezo para él, cuando le empieza a criticar, cuando le empiezan a juzgar malamente, cuando él empieza a ver contiendas entre los hnos; (Mt.18:6-9)

 D) Sin embargo, el hecho de que el cristiano recién convertido sea una victima de los tropiezos, de los malos ejemplos y de la hipocresía de otros; esto no lo va a justificar delante de nuestro Dios.

 E) Es por eso que el cristiano siempre debe de poner su mirada en N. S. Jesucristo y valerse de todas las grandes Alicientes que El Señor nos ha dejado en su Palabra para permanecer siempre fiel (Lc.7:22,23)

 DES-DISC: De acuerdo a las Escrituras; ¿Cuáles son los Grandes Alicientes que el cristiano tiene para no desalentarse?

 I. LA FIDELIDAD DE NUESTRO DIOS (2º TES.3:1-3)

 A) El saber que nuestro Dios es un Dios fiable y Digno de toda Confianza. Y en quien todo ser puede confiar plenamente en Él.   

 1. Pues la misma Palabra “Fiel” tiene una connotación hebrea (Aman= Fiable) porque se mantiene en su Palabra. Como la misma palabra en el griego (Pistos= Digno de toda confianza, Confiable)

 2. Y nuestro Dios; no es un Dios que mienta y mucho menos para que se arrepienta (Dtr.7:9)

 3. Todo lo contrario, es Un Dios que sabe cumplir fielmente sus promesas (Dn.7:15-18; Heb.12:28)  

 B) La Fidelidad de nuestro Dios, siempre fue un gran Aliciente para el apóstol Pablo (2ºTim.4:7,8)

 1. Pablo al igual que N. S. Jesucristo sufrió también persecución, hambre, traiciones,       abandono y demás.

2. Pero nada de eso iba a impedir, que él dejara de confiar en la Fidelidad de        nuestro Dios.

 3. Y gracias a eso; él pudo morir siendo fiel a nuestro Dios (2ºTim.4:6-8)

 C) Y si nosotros realmente no queremos desalentarnos para después abandonar a nuestro Dios, tenemos que confiar siempre en la Fidelidad de nuestro Dios (2ºTes.3:1-3)

 

            1. Evitando caer en la enfermedad de la incredulidad (Heb.3:12)

 

II. LA PRESENCIA DE NUESTRO DIOS EN NOSOTROS (HCH.18:9-11)

 

            A) Muchas personas viven creyendo que Dios está con ellos y con todo el mundo. Y lo creen           así, sin importar la manera de cómo ellos viven.

 

                        1. Cuando nuestro Dios nos dice en su Palabra que ni siquiera puede oír a aquel que                    practica el pecado (Jn.9:31)

 

                        2. Pero mucha gente lo cree así, porque se dejan llevar por lo que siente su corazón y                    no por lo que dice la lógica de las Escrituras (Jer.17:9)

 

                        3. Lo triste del asunto es que muchas personas tratan de apoyarse de este Gran                            Aliciente para intentar superar sus problemas.

 

B) La Presencia de nuestro Dios vino ayudo mucho a N. S. Jesucristo en sus tribulaciones y pruebas.

 

                        1. Siempre le dio convicción (Jn.11:41,42)

 

                        2. Le dio fortaleza (Lc.22:39-43)

 

                        3. Le dio Determinación (Mt.20:17-19; Lc.9:51)

 

C) La Presencia de nuestro Dios ha sido un Gran Aliciente para muchos de sus siervos fieles

 

                        1. Lo fue con Abraham (Gn.15:1-) 

 

                        2. Lo fue para con Israel (46:1-4)

 

                        3. Lo fue para con Josué (Jos.2:9)

 

                        4. Y lo fue para con el Apóstol Pablo (Hch.18:9)

 

                        5. Y lo sigue haciendo para con todos aquellos que guardan su Palabra                                        (Mt.28:19,20)                          

 

 

 

D) Más para que La Presencia de nuestro Dios realmente sea un Verdadero Aliciente para el hombre; ¿Qué tiene que hacer?  

 

                        1. Tiene que empezar por Temer a nuestro Dios (Jn.9:31)

 

                                    a) Este temor no se refiere al hecho de sentir pánico o miedo (Fobos) sino                             más bien al hecho de ser reverente a nuestro Dios. Pues la palabra “Temor”                                 (Theosebes) indica: “Uno que adora a nuestro Dios haciendo el bien a los                            demás”

 

                                    b) Tal y como lo hacía Cornelio y que gracias a sus temor reverente a nuestro                                    Dios, sus oraciones fueron escuchadas y bendecidas por Dios (Hch.10:1-6)

 

                                    c) Y si nosotros realmente deseamos que la Presencia de nuestro Dios sea un                             Gran Aliciente en nuestras vidas, tenemos que tener una buena conciencia                                hacia Dios (1ºPd.3:21)  

 

                        2. Tiene que hacer la Voluntad de Dios (Jn.9:31)

 

                                    a) Es decir, tiene que estar dispuesto a darle cumplimiento a la Palabra de                              nuestro Dios. Pues la palabra “Voluntad” (Thelema) no indica; “Deseo,                                              capricho, o intención. Sino mas bien “Cumplimiento” fig/ obediencia.

 

                                    b) El misma caso de Cornelio (Hch.10:1-6) ¿Qué hubiera pasado si Cornelio                                 no hubiera hecho lo que el ángel de Dios le dijo?

 

                                    c) Y si nosotros realmente deseamos tener como Aliciente la Presencia de                                       nuestro Dios, tenemos que estar dispuestos a cumplir fielmente con la                                              Palabra de nuestro Dios (Jn.9:31)  

 

                        3. Tenemos que Amar a nuestro Dios por encima de todas las cosas (Jn.14:21-24)

 

                                    a) Es decir, que si uno realmente ama a Dios, lo hará convencidamente                                            mediante su sumisión y entrega a Él. Y no por lo que sienta su corazón y crea                                  su mente.

 

                                    b) Para que el apóstol Pedro, pudiera sentir siempre la Presencia de su                                            Amado Señor, tuvo que estar plenamente de su Amor hacia Él (Jn.20:15-19)

 

                                    c) Y si nosotros realmente deseamos sentir siempre el Gran Aliciente de la                            Presencia de N. S. Jesucristo, tenemos que estar convencidos de su Amor                                       (Jn.14:15)

 

C) Solamente cuando el hombre hace lo que Dios le manda, obtendrá de su Presencia la Paz Divina (Hch.3:19)

 

1. Tiempos de gran Alivio (Refrigerio= Anapsuxis) De calma y de paz espiritualmente. Y este Alivio solo se puede obtener sabiendo que esta uno en paz con Dios. Y no la ausencia de los problemas (Jn.16:33)

 

 

2. Son tiempos de calma porque al estar en paz y en armonía con nuestro Dios, Su Amado Hijo estará con nosotros compartiendo nuestras penas y dolores (Mt.11:28-30)

 

3. Ya no estaremos solos en todas nuestras luchas (Mt.28:20)

 

III. EL SABER QUE TENEMOS UN ABAGADO A NUESTRO FAVOR (1ºJN.2:1)

 

          A) Es decir; que Gracias a nuestro Padre Celestial, podemos tener a nuestro favor a Uno    que puede interceder y hablar a favor de nosotros en el Cielo.

 

                      1. Pues la Palabra “Abogado” (Parakleto) señala a uno que obra como Intercesor y               a la vez como Consolador de los afligidos.

 

                      2. Y ese derecho solo le corresponde a N. S. Jesucristo y a nadie más (Ro.8:27,34)   

 

                      3. Y si nuestro Padre Celestial le dio esa asignación, es porque Él sabía que le                               íbamos a necesitar por el resto de nuestras vidas en este mundo.

 

          B) También N. S. Jesucristo, para poderse ganar ese derecho, tuvo que hacer de su parte              todo lo necesario ¿Cómo qué?

 

                      1. El haber renunciado a su Gloria Divina (Fil.2:5-8) Es decir, que N. S. Jesucristo                  nunca se aferro (Aferrarse= Jarpagmos= Apoderarse) o se resistió a renunciar a los                      derechos Divinos que posee.

 

                                  a)  Prácticamente tuvo que desprenderse de toda su Gloria. Pues Él mismo                                    tuvo que despojarse (Kenoo= Vacio= V/M) es decir, que Él mismo se                                            desprendió por completo de su Poder y Gloria.

 

                                  b) Más para que N. S. Jesucristo, pudiera hacer los milagros y prodigios, tuvo                                  que tener la ayuda del Espíritu Santo (Mt.3:16,17; Jn.1:32,33)

 

                                  c) Gracias a la Intervención del Padre Celestial y a la del Espíritu Santo, N.                                S. Jesucristo pudo ser 100% hombre y a la vez 100% Dios.

 

                      2. El estar dispuesto también a convertirse en un ser humano 100% (Fi.2:7)

 

                                  a) Y si la palabra “Siervo” (Doulos) declara a un esclavo, es para                                                           ensenarnos que también N. S. Jesucristo siempre estuvo sujeto a todas las                                           necesidades, debilidades y pasiones que cualquier ser humano padece. Así                           como lo fue Elías (Stg.5:17)   

 

                                  b) N. S. Jesucristo también padeció hambre, por sueños, por desvelos y por                          aflicciones. Y fue tentado en todo pero nunca peco a pesar de ser 100%                                                 humano como nosotros (Mt.4:1; Hambre, Lc.8:23 sueño)

 

                                  c) Sin embargo, todo esto tuvo que pasar para poder experimentar en carne                                     propias todas nuestras aflicciones y así poder compadecer de las nuestras                           y así ser nuestro Sumo Sacerdote (Heb.4:14-16)

 

                      3. Así también tuvo que humillarse ante la Presencia de nuestro Padre Celestial                                (Fil.2:8)

a) Es decir, que siempre conservo esa actitud de bajeza, manifestando así su    sumisión plena a su Padre Celestial. Pues la palabra “Humillar” (tapeinoo)           literalmente indica una acción de: “Inclinar nuestro rostro” como un acto de       reverencia, de respeto y de sumisión.

 

                                  b) Y N. S. Jesucristo siempre respeto la Supremacía de la Autoridad de su                                      Padre Celestial. Pero ahora tenía la oportunidad de hacerlo humanamente                                    (Heb.5:7-9)

 

                                  c) Y gracias a que N. S. Jesucristo fue siempre humilde y obediente a su                                           Padre Celestial, vino a ser Autor de Eterna Salvación (Heb.5:8,9)

 

                                              * No solamente vino ser El Autor y Consumador de nuestra fe                                                           (Heb.12:2)

 

                                              * Sino también vino a ser Autor de nuestra Salvación. Pero solamente                                          para los que le obedecen

 

                                              * Más para los que NO le obedecen; ¿Cuál será su fin? (2ºTes.1:5-9)

 

                                  d) Si N. S. Jesucristo sufrió y sacrifico muchas cosas, para Convertirse en                                              nuestro Abogado en Intercesor ante nuestro Dios (Jn.15:13)

 

          C) Y si nosotros realmente deseamos tenerlo como nuestro Abogado; Ahora nos toca a        nosotros hacer lo mismo que Él (Fil.2:5)

 

1. Tenemos que poner en primero lugar a Dios en nuestras vidas (Mt.6:33)

 

                                  a) Renunciando así a nuestro propio orgullo y vanagloria (Fil.2:3,4)

 

                                  b) Renunciando a nuestra propia vida (Fil.1:21)

 

                                  c) Renunciando a nuestra propia gloria.

 

                      2. Tenemos que humillarnos delante de nuestro Dios (Fil.2:7)

 

a) Reconociendo a Dios como nuestro Ser Soberano dándole honor y Gloria a su Nombre. Recordemos que la palabra “Humillar” (Tapeinoo) indica bajeza dando así reverenciar y reconocimiento a su Nombre y Gloria

 

b) Y no ignorándolo en nuestra vida como lo veníamos haciendo (Ro.1:28-32)

 

c) Sino más bien tomándole en cuenta siempre en nuestras vidas (Col.3:1-6)

    

3. Tenemos que estar dispuestos ser obedientes a nuestro Dios (Fil.2:8)  

 

a)     Si es que realmente deseamos ser exaltados por nuestro Dios en su Gloria

 

 

IV. EL SABER QUE TENEMOS UNA NUVE DE TESTIGOS FIELES A DIOS (HEB.12:1-4)

 

A) En toda lucha, guerra o competencia, siempre es necesario tener Alicientes que nos motive e inspiren para seguir adelante y alcanzar la meta que uno se ha propuesto lograr. Y en la vida cristiana, no es la acepción.

 

1. En el mundo religioso existen muchas personas que realmente desean servir y adorar a nuestro Dios.

 

  1. 2.     Pero cuando empiezan a sufrir por la causa de hacer el bien, o por defraudes de ciertos pastores, sacerdotes o lideres religiosos, son desalentados y hasta cierto punto defraudados y llegan hasta perder la fe en Dios.

 

3. Lo cierto es que también los cristianos estamos expuestos a ser defraudados y decepcionados también cuando creemos que nuestra vida cristiana será una vida de paz, de tranquilidad y de prosperidad. Pero cuando vienen las tribulaciones y las aflicciones, nos llegamos a sentir engañados y decepcionados por aquellos que nos enseñaron y aun hasta perder también nuestro fe en Dios.

 

4. Es por eso que todo cristiano debe saber que su vida no siempre será tranquila y prospera. También estará expuesto a sufrir penas.

 

B) Estos Testigos deben ser para todo cristiano también Un Gran Aliciente en nuestra vida, dado a que todos ellos dieron su vida por causa de la Palabra de nuestro Dios (Heb.12:1-4)

 

1. Pues la palabra “Teniendo” (Echendo) significa: “Yaciendo” como viendo todo un campo de batalla, donde quedan tendidos mucho cuerpos de guerreros muertos.

 

2. Pues aun también la palabra “Testigo” (Martus) sig: Uno que da testimonio con su muerte” (Heb.11:32-40)   

 

3. Señalando así que todos los Testigos yacientes son los han dado su vida en sacrifico por la Obra de nuestro Dios.

 

C) Y si N. S. Jesucristo no fue la excepción, fue para que todos nosotros nos comparemos con los todos los sufrimientos del Señor (Heb.12:3,4)

 

1. Pues la palabra “Considerad” (analogizomai) Contar, Comparar y pesar. Denotando así que es un mandamiento que nosotros pongamos a la par los sufrimientos con los sufrimientos de N. S. Jesucristo.

 

2. Y nos demos cuenta de que nuestros sufrimientos con los del Señor no se pueden comparar porque los del fueron mucho mayores que los nuestros.

 

3. Sin embargo, si EEl sufrió también, fue para que nuestro animo no se pierda (Vrs.3)

 

D) Si nosotros nos damos a la tarea de poner nuestra atención y nuestra fe en N. S. Jesucristo, nunca vamos a perder por completo nuestra fe en Él (Heb.12:12)

 

 

1. Tal vez a muchos de nosotros nos este pasando como le paso a Pedro (Mt.14:25-33)

 

                        2 O tal vez nos este pasando como a Juan el Bautista (Lc.7:18-28) 

 

V. SABIENDO QUE NUESTRO TRABAJO EN EL SEÑOR NO ES EN VANO (1º COR.15:58)

 

A) La gente que sufre por diferentes causas:

 

                        1. Por sus pecados y errores de la vida

 

                        2. Por las injusticias de la vida

 

                        3. Por la maldad de los hombres mismos

 

                        4. Por los afanes de los bienes materiales

 

                        5. Otros por pretender servir a Dios pero a su manera                   

 

6. Lamentablemente todos estos sufrimientos no tendrán ninguna recompensa (Jn.15:1-5)

 

B) Pero si todos nuestros sufrimientos son por causa de nuestra fidelidad a nuestro Dios, todos nuestros sufrimientos serán recompensados por Dios (1ºCor.15:58)

 

                        1. Tal y como paso con Lázaro (Lc.16:19-22)

 

                        2. Tal y como paso con Job (Job.42:10-17)

 

                        3. Tal y como les decía N. S. Jesucristo a su Iglesia (Apc.2:9-11)  

 

C) Más si nosotros deseamos que todos nuestros sufrimientos y sacrificios tengan gran recompensa, tenemos que conservarnos fieles a Dios (1ºCor.15:58)

 

1. Permaneciendo Fijos y estables en nuestra convicción. Pues la palabra “Firmes” (Jedraios) literalmente indica “Asiento” denotando así fijeza o estabilidad espiritual, moral y laboral.   

 

                        2. Tal y como lo expresa el apóstol Pablo en (Efe.3:14-19; Col.2:7)

 

a) Firmeza y estabilidad que viene como resultado del conocimiento adquirido.

 

b) Firmeza y estabilidad que viene como resultado de nuestra practica de las buenas obras.

 

D) Pero si nosotros no nos ocupamos de nuestra edificación espiritual y mucho menos de poner en práctica lo poco que hemos recibido; ¿Podremos permanecer firmes? (Mt.7:24-27)

 

1. Si nosotros nos sentimos abatidos por las adversidades de la vida, ¿No será porque no hemos sabido confiar en Dios?

 

                        2. ¿No será porque hemos descuidado nuestra salvación?

 

3. Y si descuidamos una salvación tan grande; ¿Nos ira mejor? (Heb.2:1-4)

 

CCC: Si nuestro Dios nos ha dejado estos Grandes Alicientes, es para que nos valgamos de ellos firmemente y así poder salir airosos sobre todas las adversidades y aflicciones. Y así poder honrar y Glorificar su Nombre, cumpliendo así su Propósito Eterno.                     

             

                 

 

                              

 

             

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s