Elaborado por el Ministro: Miguel A. García

“ES INDISOLUBLE EL MATRIMONIO”

(MT.19:1-12)

Pro: Este estudio tiene la intención de comprobar a través de las Escrituras, que el pacto del matrimonio entre un hombre y una mujer puede ser invalidado por una sola causa; El Adulterio.

 

Ob: Quiero decirles primeramente cuales son mis intenciones en este estudio:

 

  1. A) Nunca será mi intención comprometer la Verdad de nuestro Dios con el fin de agradar y favorecer a los hombres. Mi único deseo siempre será servir y agradar a nuestro Dios conforme a su Verdad (Gal.1:10)

 

  1. B) Pero tampoco quiero quedarme con los brazos cruzados y viendo como a través de enseñanzas erradas y equivocadas, le están impidiendo la entrada al reino de nuestro Dios a muchas personas y como les están complicando la vida a muchos cristianos que realmente desean servir a nuestro Dios con un corazón íntegro y fiel.

 

  1. C) Tampoco es mi intención promover el divorcio entre la hermandad. Pues el deseo de nuestro Dios es que el matrimonio perdure por el resto de la vida (Heb.13:4)

 

In: ¿Es el Matrimonio realmente Indisoluble por cualquier causa?

 

  1. A) Para algunos religiosos y cristianos, el matrimonio es Indisoluble. Eliminando así la única causa que menciona N. S. Jesucristo en (Mt.19:9)

 

  1. Poniendo así al conyugue inocente en una situación tan delicada, denigrante y humillante. Pues al no puede divorciarse de su conyugue infiel, tiene que seguir soportando sus constantes infidelidades.

 

  1. Obligándola así, a continuar con su matrimonio activo en la sexualidad y con el peligro de contraer enfermedades venéreas y mortales.

 

  1. B) Mientras que para otros religiosos y cristianos, el matrimonio es Indisoluble aun cuando su cónyuge le ha sido infiel y se ha divorciado legalmente.

 

  1. Prohibiéndole así, volverse a casar y obligándola a quedarse sola por el resto de su vida. Quemandose y consumiéndose en sus necesidades sexuales (1.Cor.7:9)

 

  1. Muchos pensaran entonces; Si no puedo volverme a casa; ¿Para qué entonces divorciarse?

 

  1. C) ¿Qué es lo que dice verdaderamente nuestro Dios con respecto al Matrimonio y el Divorcio? (Mt.19:1-9)

 

  1. EL TEMA A DISCUTIR EN MATEO 19:1-9

Lo encontramos en la pregunta hecha por los fariseos a N. S. Jesucristo; ¿Es licito (existin= permisible) a un hombre repudiar (“Apoluo”= Dejar solo, dejar ir libre, desligarse) por cualquier causa?

  1. La pregunta que le hicieron los fariseos a N. S. Jesucristo, era con la intención de involucrarlo en un tema que por las malas interpretaciones de algunos rabínicos judíos y escribas había generado.

                                                                   

 

 

  1. Los de la escuela rabinia de Hillel, enseñaba que hombre podía divorciarse de su mujer por cualquier causa se adulterio, fornicación, celos mal fundados… Mientras que la escuela de Shammai, enseñaba que solo una causa podía disolver el Matrimonio; La Infidelidad. Basados en (Dtr.24:1)

 

  1. En todos los demás casos de infidelidad registrados en la Ley de Moisés; los infieles morían. Como en el caso que nos presenta Dtr.22:13-21 Donde la supuesta doncella no llega virgen al lecho nupcial, y era muerta por los hombres de la ciudad. Otro de los casos esta en Dtr.22:22, Donde los dos adúlteros al ser sorprendidos en el acto del Adulterio, era ambos sentenciados a morir. Y no solamente uno, como quisieron hacerlo los escribas y fariseos en (Jn.8:1-11) El siguiente caso y donde no había muerte era; Num.5:11-31; Dtr.24:1. En donde la infidelidad se cometía sin que el conyugue fiel se diera cuenta y donde tenía la opción de perdonar la falta de su cónyuge o de repudiarla. Este es el único caso que sobre paso después de la ley de Moisés (Mt.19:9) Porque una vez que quedó eliminada la ley de Moisés, quedaron también eliminados los casos de infidelidad que dictaban muerte.  

 

  1. N. S. Jesucristo conociendo sus perversas intenciones, les recuerda mediante sus propias Palabras (Vrs.4-6) Que solo Dios (por Ser quien Constituyo el Matrimonio) tiene el Poder y la Autoridad para establecer las leyes, las regulaciones, prohibiciones y concesiones del matrimonio. Y no el hombre. Así como solo Dios decide la manera de como el hombre se puede salvar (Rom.1:16,17) Así solo Dios es quien decide quien se puede casar y quien no; Quien se puede divorciar y quién no.

 

  1. El deseo de nuestro Dios siempre ha sido que el Matrimonio perdure hasta la muerte de uno de los conyugues. Pero como Dios le ha dado libre albedrío al hombre, sabía muy bien en no en todos los casos no iba a ser así lamentablemente a causa del pecado (Mt.15:19; Stg.1:13-15)

 

En base a la respuesta del Señor; los escribas quisieron confrontarlo con lo establecido por Moisés (Vrs.7 ¿Porque pues mando Moisés, darles carta de Divorcio, y repudiarla?)  

  1. En respuesta; N. S. Jesucristo les dice; Que por su dureza de corazón (por no querer perdonar la infidelidad de su conyugue) Moisés les concedía el divorcio legal solo por una causa. Moisés nunca autorizaría algo que fuera en contra de la Autoridad de nuestro Dios. (Lo Autorizado por Dios; Dtr.24:1) La palabra clave que encontramos en esta cita es: “Indecente” (Heb/Erva= Ltr= Desnudez; Fig= Indecencia, inmundicia, inmoralidad. Prácticamente se refería al acto de una relación sexual ilícita. Tal y como lo enseña Dios en: Num.5:11-31. La mala interpretación de esta palabra (Indecente) era la que estaba generando un sinfín de confusiones entre los rabinos y los discípulos de los mismos. Y promovían la inmoralidad entre la comunidad judía (Jn.4:16-18)   

 

  1. Los que se oponen al divorcio y a las nuevas nupcias, toman como texto, sacando fuera de su contexto (Heb.3:12) Aquí el Espíritu Santo, no está tratando el engaño del pecado como la infidelidad en el matrimonio y el engaño de la infidelidad; sino más bien la incredulidad y la desobediencia del pueblo de Israel hacia nuestro Dios (Heb.3:7-11; 15-19)

 

  1. Prácticamente; Si el conyugue no deseaba continuar con su cónyuge infiel, podía (No debía/No era un mandamiento hacerlo) separarse, divorciarse, Desligarse o romper su compromiso y su pacto, dándole una carta de Divorcio (Mrc.10:5) Es decir; que la víctima de la infidelidad, tenía la liberta de decidir si quería divorciarse o separarse. Y tal pareciera que los rabinos y judíos habían mal interpretado las Escrituras, (Dtr.24:1) entendiendo que si tu esposa te fue infiel, obligadamente tenían que divorciarse.

 

  1. Una vez aclarado el mal entendido de ellos sobre las razones del porque Moisés les autorizaba divorciarse, N. S. Jesucristo les responde a su pregunta… ¿Es licito…? N. S. Jesucristo les dice; que

 

único que puede hacer romper el pacto matrimonial, es la fornicación cometida por uno de los conyugues (Mt.19:9)

 

 

  1. La palabra “fornicación” (Pornea) es una palabra genérica; que implica: “Toda relación sexual ilícita, no autorizada por nuestro Dios”

 

  1. La otra palabra que encontramos para referirse a la fornicación es la palabra “Adulterio” (Moiqueuo/Moicos) que se refiere a un tercero en la relación de dos; “Amante”

                                      

  1. Y Yo os digo (Siendo N. S. Jesucristo El Hijo de Dios, tiene la Potestad y la Autoridad para ratificar Decreto hecho por su Padre Mt.28:18) que cualquiera (pronombre general para referirse a todo tipo de persona) que repudie (Apoluo= Dejar solo, dejar ir libre, Desligarse, romper) a su mujer, salvo por causa (Gr/Me epi= Excepto por= Acto que modifica una futura acción. de fornicación (Gr/Pornea/Genérica= fornicación= toda relación sexual ilícita) y se casa con otra, comete adulterio (Gr/Moiqueuo/Moicos= Amante) y el que se casa con la repudiada, comete adulterio. Como dije anteriormente; Este es el único caso que sobre paso a la Ley de Moisés. Pues una vez abolida la Ley de Moisés, quedaron también abolidos las sentencias de muerte a consecuencia de la infidelidad.

 

  1. Si no existiese ninguna causa que pudiera “Disolver, desligar, romper” el matrimonio; entonces diría así: Y Yo os digo; Que cualquiera que se divorcia de su mujer por cualquier causa y se casa con otra, comete adulterio. Y el que se casa con la repudiada comete adulterio. Sin embargo; N. S. Jesucristo señalo que solo Una causa (Razón, motivo o acción) la infidelidad de uno de los conyugue puede llegar a romper los votos de la Unión Matrimonial. Si la causa del divorcio es el adulterio, entonces su divorcio será legal. Y cuando decida casarse de nuevo, no cometerá adulterio. Es decir: Que si uno se divorcia de su mujer por causa de infidelidad, y se casa con otra, no comete adulterio. Y el que se casa con la repudiada, tampoco comete adulterio.

 

  1. La enseñanza de N. S. Jesucristo es muy clara y totalmente apegada a la Ley de nuestro Dios (Num.5:11-31; Dtr.24:1) Es por eso que cuando N. S. Jesucristo le confirma a la mujer de samaria sobre su vida pasada y su condición presente y de pecado (Jn.4:16-18) Esta mujer había sido divorciada 5 veces, rompiendo su pacto y vuelta a casarse de nuevo y sin ningún problema. Si la prohibición existiría (de no casarse de nuevo porque aun su matrimonio existe delante de Dios; ¿Entonces porque El Señor le dice, 5 maridos has tenido? ¿Se equivocó el Señor? Sus palabras hubieran sido: Porque con 5 amantes has fornicado!! Pero como no dice así; entonces este ejemplo aprobado nos dice que el conyugue infiel, una vez que es repudiado “Legalmente”, se puede volver a casar (Dtr.24:1-3) Y cuanto más el conyugue fiel.

 

  1. ¿EN QUE SE BASAN ALGUNOS PARA DECIR QUE EL MATRIMONIO ES INDISOLUBLE?

 

  1. A) En decir; Que el pacto de Matrimonio es inquebrantable. ¿Realmente lo es?

 

  1. ¿Acaso nuestro Dios no quebranto su pacto con Israel por sus constantes infidelidades? (Jer.31:31,32) Démonos cuenta de que cuando uno de los conyugues, quebranta los votos de su compromiso, automáticamente está quebrantando el pacto y los votos que los unió una vez.

 

  1. También dicen que nuestro Dios Aborrece el divorcio (Mal.2:16) Pero la palabra: “Aborrecer” (Heb/Sane: Menospreciar, odiar, que le es totalmente desagradable) Pero esto no significa; Que no esté Autorizando el Divorcio. Pues Dios NO dice que prohíbe el divorcio. Solo que lo detesta por ser el resultado de un acto de pecado y de infidelidad.

 

 

  1. Otro de los textos que usan para argumentar que el matrimonio es Indisoluble/Vitalicio, es: (1.Cor.7:39) Pero aquí Pablo está hablando de una relación dentro de lo norma, con el fin de enseñarle a la iglesia en Corintio y sobre todo a los que desean casarse (35-38), lo importante y poderoso que es el Matrimonio. Cierto es que el deseo de nuestro Dios es que perdure por toda la vida. Pero debido al pecado, eso puede cambiar el rumbo. Porque si tuviéramos la oportunidad de preguntarle a Pablo; ¿Y que si mi esposa o esposo me es infiel? ¿Cuál sería la respuesta de Pablo? Seguramente la respuesta seria (Mt.19:9; Mt.28:20)

 

  1. Otro de los textos mal interpretados es: Rom.7:1-4 Aquí la intención de Pablo; es hacer una analogía entre la ley de Moisés y la ley de Cristo, con el modelo perfecto del matrimonio. Solo es con esa intención. La intención de Pablo, no es decirnos que no existe ninguna causa que disuelva el matrimonio. La intención de Pablo es enseñarles a los judíos/cristianos que una vez que la ley de Moisés murió en la Cruz del Señor, siendo libres de esa ley, ahora debían unirse ahora a la Ley de N. S. Jesucristo (Rom.7:1-4) Pablo usa el ejemplo del Matrimonio, NO porque sea indisoluble, sino más bien porque es el mejor ejemplo para ilustrar una Unión Perfecta. Recordemos que todo lo que Dios produce es bueno (Gn.2:18) Pero a causa del pecado, el hombre en ocasiones corrompe el plan Divino (Mt.15:19)   

 

  1. Otro de los texto mal interpretado es: Lc.16:18 El hecho de que N. S. Jesucristo no mencionara aquí la cláusula de: “A no ser” o “Salvo por” No es porque el matrimonio sea Indisoluble, sino más, era para contra arrestar la enseñanza de los fariseos presentes (Vrs.14,15) Recordemos que lo que ellos enseñaban, era que se podían divorciar por cualquier causa (Mt.19:3,7) Si la Escritura dice que creyendo podremos alcanzar la vida eterna (Jn.3:16) Significa que no tengamos que arrepentirnos de nuestros pecados, de no confesar su Nombre, de bautizarse para el perdón de los pecados? Tomando el contexto inmediato o general, podemos darnos cuenta de que existen otras demandas para alcanzar la salvación de Dios (Lc.12:8,9; Hcs.2:38; Hch.22:16) Así también en el tema del matrimonio y divorcio, se no solamente se centra en un solo pasaje. El contexto inmediato o general nos dice que si hay una sola causa que rompe el pacto del matrimonio (Mt.5:31,32; 19:9)

 

  1. Otro de los textos mal interpretados es: Mt.5:31,32 Donde muy claramente N. S. Jesucristo nos dice que la única causa que puede romper el matrimonio es la fornicación de uno de los conyugues. Pero decir que esta cita menciona que el hombre se puede divorciar por la única causa de la infidelidad, pero no se puede volver a casar porque su pacto aún está vigente con Dios; ¿No es esto quebrantar los principios de Autoridad mencionado en 1.Cor.4:6; 1.Pd.4:11? ¿No es esto ir mas allá de los que esta Escrito? En ninguna parte de las Escrituras dice que cuando una pareja se casa, se casa también con Dios… ¡Eso es totalmente falso!!  

 

  1. Así también otro de los textos mal interpretados es: 1.Cor.7:10,11 Pero aquí Pablo, no está hablando ni del divorcio y ni de lo Indisoluble del matrimonio. Si no más bien del hecho de separase solamente y por consentimiento mutuo cuando haya conflictos. Pues la palabra griega para referirse a “Separarse” (Corizo) que implica “Poner distancia de por medio solamente” Si Pablo se estuviera refiriendo al divorcio; hubiera usado la palabra griega: “Apostasion= Abandonar su estado” pero en el texto griego no vemos que Pablo emplea esa palabra. Por lo tanto; La intención de Pablo no es enseñar que el matrimonio es indisoluble.

 

  1. B) Rechazar lo dicho por N. S. Jesucristo en Mt.19:9, es desafiar a su Autoridad.

 

  1. Y esto nos traería como consecuencias: Renunciar a su Amor y a su Presencia (Mt.7:21-29; Jn.7:16-17; 14:23,24; 2.Jn.vrs.9.

 

  1. Y como perdernos el derecho a la vida eterna (Apc.21:7,8)

 

  1. C) Por tanto; No seamos como los fariseos, imponiendo cargas que ni aun nosotros estamos dispuestos a cumplir (Mt.23:1-4)   
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s